Hoy comenzaron los alegatos de las objeciones preliminares en el marco de la demanda marítima de Bolivia contra Chile

imagen-CORTEEl Palacio de La Paz, en La Haya, será la sede de los alegatos que se desarrollarán esta semana entre Chile y Bolivia. La Corte Internacional de Justicia revisará las exposiciones de ambos países en relación al recurso de objeciones preliminares interpuesto por el gobierno de Bachelet.

Chile sostiene que la Corte no tiene competencia para conocer el caso, debido a que la demanda boliviana -que solicita obligar a nuestro país a negociar una salida al mar con soberanía- afecta los límites fijados en el Tratado de 1904, que es previo a la jurisdicción de la Corte (1948).

Bolivia, en tanto, señala que la demanda no apunta al tratado de 1904 sino a «compromisos» y «declaraciones unilaterales» expresadas por funcionarios de los gobiernos de Chile, tendientes a buscar una solución al acceso soberano al mar.

El agente chileno, Felipe Bulnes fue el encargado de abrir esta fase de los alegatos en que Chile intentó impugnar la facultad del tribunal internacional para fallar al respecto, apoyados en el tratado vigente de 1904, quien remarcó que «Bolivia pide ahora a la CIJ que ordene a Chile negociar y convenir con Bolivia parte del territorio sobre el cual Chile tiene hoy soberanía innegable….pone en tela de juicio la estabilidad de las fronteras, al buscar modificar un tratado de 110 años… Permítanme que destape la verdadera naturaleza de la demanda de Bolivia: Lo que propone Bolivia no es más que una presentación nueva de una aspiración que data de hace mucho tiempo, que señala que Chile está en la obligación de negociar. El tema ya fue resuelto por el tratado de 1904, por lo tanto este es un asunto que no compete a esta corte. Esta corte debería sentenciar que no tiene jurisdicción en este caso».

La jornada estuvo marcada por la intervención de Bulnes, que dejó claro al juez de la Corte que «Chile de ninguna manera va aceptar» lo que está pidiendo Bolivia. En tanto, los juristas representantes de Chile, Mónica Pinto, Daniel Bethlehem, Samuel Wordsworth y Pierre Marie Dupuy, enfatizaron que el Tratado de 1904 dispuso las fronteras entre ambos países y estableció que Bolivia no tiene el derecho soberano al mar.

Durante la mañana, la presidenta Michelle Bachelet, aseguró que «estamos tranquilos, tenemos un equipo jurídico de gran calidad. Nuestra defensa es sólida y vamos a seguir los alegatos de la objeción preliminar, que es lo que se inicia ahora».

La sesión se reanudará el próximo miércoles, momento en que la postura boliviana intentará que la Corte le dé facultad para comenzar a negociar una salida soberana al mar.

(Fuente: diario financiero)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: