Corte Suprema rechaza recurso de casación y ratifica condena por lavados de activos

CorteSupremaChileLa Corte Suprema rechazó el recurso de casación presentado en contra de la sentencia que condenó a cinco imputados por el delito de lavado de activos, ilícito perpetrado entre 1998 y 2003, a través de una empresa automotora.

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y Lamberto Cisternas- ratificó la condena de 8 años de presidio para M.F.C., y de 5 años y un día para J.C.R, M.G.V., D.C.E.y J. F.G.

La resolución de la Sala Penal descarta que la sentencia dictada por el Trigésimo Tercer Juzgado del Crimen de Santiago -y ratificada por la Corte de Apelaciones de Santiago-, que condenó al grupo por el delito de lavado de activos y lo absolvió del delito de asociación ilícita para el lavado de activos, se haya adoptado con infracción de ley.

Además reiteró los hechos que el tribunal de primera instancia “declaró como probados” y que sustentaron las condenas:
a. El condenado de iniciales M.F.C. cumple desde el año 2001 una condena de 10 años y 1 día de presidio mayor en su grado medio como auto del delito de tráfico ilícito de estupefacientes.
b. Tras la quiebra de la sociedad Automotora J.C.R. con fecha 18 de mayo de 1998 se constituyó una sociedad Automotriz,con un capital de $9.000.000, siendo sus socios de iniciales S.B.C, D.M y J.S, todos, C. E.
c. M.F.C incorporó a una empresa Automotriz  , capitales ilícitamente obtenidos y que provenían de sus actividades en el narcotráfico, con el objeto de financiar las actividades comerciales de la misma, dinero que era entregado en efectivo, al interior de cajas y en cantidades que oscilaban entre cinco y veinte millones, capital que se justificó a través de ventas simuladas y contratos de mutuos ficticios.
d. Gran parte de las utilidades, generadas a consecuencia de la venta de vehículos, era retirada en dinero en efectivo y cheques por M.G. y J.F, retirando esta última un vehículo marca Subaru, modelo Impresa, que nunca pagó.
e. M.G.V. desempeña labores de casa.
Registra a su nombre un inmueble ubicado en calle Medinacelli, comuna de Las Condes; un local comercial en calle Carmen, comuna de Santiago; un departamento en calle San Nicolás, comuna de San Miguel y una parcela en el sector del Lago Rapel, esta última enajenada en el año.
Además de los inmuebles se reconocen a su nombre depósitos en dólares en el Banco de Chile y préstamos a de inciales J.C.R. por $29.000.000.
f. J.F.G. adquiere el año 1998 dos vehículos, uno marca BMW y otro Chevrolet, modelo Cavalier; el año 2002 un departamento en la comuna de Ñuñoa, además de depositar la suma de $20.000.000 en su cuenta corriente, deposito que reitera al año siguiente por la suma de $10.000.000.
Asimismo el año 2004 arrienda un local comercial en la comuna de Ñuñoa.
J.F.G, en el periodo de 1998 a 2004, registra actividad laboral como secretaria en la sociedad Automotriz .
g. Se financió, con dineros aportados por M.F.C. , la instalación de un restaurante, el cual una vez cerrada la empresa automotriz comenzó a recibir la totalidad de los dineros enviados por dicha persona.
h. E.A.AD, J.S.G.V y M.R.A. G. no pudieron acreditar ingresos para adquirir los inmuebles que poseen, como tampoco los dineros con los cuales adquirieron vehículos, ni la contratación de mutuos sin garantía.

(Fuente: Poder Judicial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s