Corte Suprema confirma fallo y ordena al servicio de salud de Coquimbo indemnizar por falta de servicio en parto

CorteSupremaChileLa Corte Suprema rechazó el recurso de casación y confirmó que el Servicio de Salud de Coquimbo debe pagar una indemnización total de $410.000.000 (cuatrocientos diez millones de pesos) a los padres de recién nacida que recibió una tardía atención durante el parto que le causó graves secuelas.

En fallo unánime (rol 30.603-2014), la Tercera Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Pedro Pierry, Rosa Egnem, María Eugenia Sandoval y los abogados (I) Jorge Lagos y Arturo Prado- confirmó resolución de la Corte de Apelaciones de La Serena que ordenó pagar $100.000.000 (cien millones de pesos) a cada progenitor: Ilona Heckersdorf Mardones y Sebastián James Godoy, por concepto de daño moral; $150.000.000 (ciento cincuenta millones de pesos) por igual concepto para la menor, y $ 60.000.000 (sesenta millones de pesos) por lucro cesante para la niña, quien quedó con graves lesiones producto de la deficiente atención que recibió al nacer, el 30 de marzo de 2010, en el hospital San Juan de Dios de La Serena.

La sentencia del máximo tribunal confirma la falta de servicio del hospital al retrasar el parto, lo que derivó que la recién nacida sufriera una encefalopatía hipóxica isquémica y tara neurológica.

«Que lo relevante para determinar la existencia de la falta de servicio en estudio es que oportunamente no se haya diagnosticado la distocia fetal que presentaba la hija de la parturienta, de la cual sólo se sospechó después de 8 horas de internada la paciente y frente a la situación de sufrimiento y asfixia fetal que presentaba la criatura.
Es dicha conducta, ajena al comportamiento médico adecuado y a la esperable atención de salud que ha de brindar el Servicio demandado, el que amerita la calificación que se le atribuyó en la sentencia recurrida, pues nos encontramos ante una deficiencia o mal funcionamiento del Servicio en relación a la conducta normal que se espera de él, ya que si bien funcionó, atendiendo a la demandante, lo hizo de modo irregular o tardíamente.
Se completa la concurrencia de los elementos que autorizan estimar como correcta la calificación de existir en el presente caso la falta de servicio denunciada, en tanto es posible colegir que la actuación tardía de los agentes dependientes del demandado, intervinientes en el parto, provocó que Antonia Heckersdorf Mardones padeciera asfixia perinatal, sufrimiento fetal agudo, convulsiones, encefalopatía hipóxica isquémica y la tara neurológica que actualmente experimenta; tal conclusión es posible pues de haberse diagnosticado a tiempo la distocia fetal de Antonia Heckersdorf se habrían podido realizar las maniobras médicas necesarias para corregirla o para anticipar la cirugía de parto que finalmente se realizó, lo cual habría determinado que ella no habría empeorado su condición de salud, padeciendo la asfixia y el sufrimiento fetal que luego causaron la encefalopatía hipóxica isquémica y la tara neurológica que padece», sostiene el fallo.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: