Corte de Santiago confirma fallo que ordena al Fisco indemnizar por mal tratamiento en Crs de Maipú

corte-apelaciones-santiagoLa Corte de Apelaciones de Santiago ratificó sentencia que condenó al Estado de Chile a pagar una indemnización de $20.000.000 (veinte millones de pesos) a una paciente que sufrió serias lesiones por mal diagnóstico y tratamiento que recibió en el Centro de Referencia de Salud –CRS– de Maipú, en 2008.

En fallo unánime (causa rol 3218-2015), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por las ministras Marisol Rojas, Ana Cienfuegos y el abogado (i) Mauricio Decap– confirmó la sentencia del Décimo Séptimo Juzgado Civil de Santiago que estableció la responsabilidad del establecimiento por las graves secuelas con que quedó Nora Escalante Hidalgo, por el maltratamiento recibió en el CRS de Maipú, recinto al cual recurrió, en octubre de 2008, afectada por un aneurisma cerebral.

«Contrastados todos los hechos y documentación acompañada al juicio, se puede concluir fundadamente que en los dos días diversos en que doña Nora Escalante concurrió al CRS de Maipú, los médicos que la atendieron, a saber doctor Tyrone Campoverde Ortiz y don Mario Valenzuela Olea, no dieron cumplimiento a cabalidad a lo instruido tanto en el Decreto Supremo N°44 ni a la Guía Clínica para Hemorragia Subaracnoidea Secundaria, especialmente el segundo, debido a que en ella se hace referencia a una «cefalea brutal», vale decir severa e infrecuente, como lo indica el mismo documento, con o sin pérdida de conciencia, con o sin náuseas y vómitos, con o sin signos meníngeos, y con o sin signos neurológicos focales»,  sostiene el fallo de primera instancia.

Resolución que agrega: «Ante tal circunstancia, de claridad absoluta, esta Juez no logra comprender por qué los médicos que concurrieron a estrados a declarar, insistieron en que en las dos ocasiones los signos que develaba la señora Escalante solo se encasillaban dentro de una «cefalea tensional», y no se atendiera a la posibilidad de que estuviera padeciendo una alteración neurológica, como lo es un aneurisma roto, y como ocurrió en definitiva (…) sin ser exigente en el diagnóstico, se puede llegar a aceptar que ante la primera consulta, el médico tratante, que no es especialista en materia neurológica, y ante los test que se dice se le practicaron a la paciente, tomando en consideración además que se trata de un Centro de Referencia de Salud de mediana complejidad, sin especialistas ni medios tecnológicos adecuados y suficientes para un servicio integral, hubiere diagnosticado una «cefalea tensional y crisis nerviosa», pero lo que llama la atención es que ante una segunda consulta, con un intervalo de tres días, un segundo médico haya diagnosticado idéntico padecimiento. Que enfrentados a los síntomas referidos por la paciente, a juicio de esta sentenciadora se presentaba un cuadro que era altamente sugerente o ameritaba proceder como sospecha de aneurisma cerebral roto, por lo que debieron claramente disponer la práctica de otro tipo de exámenes para confirmar esta hipótesis diagnóstica, como hubiera sido la realización de un scanner o punción lumbar concluyente, según el protocolo mencionado, y en caso de no disponer de tales auxilios, derivarla al siguiente centro asistencial dentro de la cadena de atención pública».

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: