Iniciativa prohíbe informe comercial o DICOM de arrendatarios

vivienda socialLa moción del senador Navarro, expone que desde 1948 el derecho a la vivienda ha pasado a ser un derecho humano universal, aceptado y aplicable en todas las partes del mundo como uno de los derechos fundamentales para la vida de las personas.
Observa luego que el derecho a la vivienda integra el derecho a un nivel de vida adecuado, de manera tal que no se reduce únicamente a un techo y cuatro paredes, sino que abarca el derecho de cualquier persona a tener acceso a un hogar y a una comunidad seguros para vivir en paz, con dignidad y salud física y mental.
Sin embargo, el autor de la iniciativa arguye que lamentablemente muchas personas a pesar de aspirar a tener un «techo» propio, por diversas razones ello no les es posible y solo pueden optar a arrendar un bien raíz y en dicho proceso algunos se ven limitados a conseguirlo dados los múltiples requisitos o antecedentes que se solicitan para poder materializar el contrato.
Al efecto, la moción aduce que entre estos antecedentes se encuentra el informe comercial o DICOM, que no muestra realmente la capacidad de pago y económica de una persona, ya que, dicho instrumento solo corresponde al reflejo de un minuto de una determinada situación financiera, constituyendo en definitiva un elemento discriminatorio que atenta contra derechos humanos esenciales como lo es el derecho a una vivienda.
Así, la iniciativa informa que, de acuerdo a los datos proporcionados por la Universidad San Sebastián, a partir de la información proveniente de DICOM-Equifax, el número de endeudados a marzo 2015 en Chile es de 10,6 millones de personas. Si comparamos ese número con los 7,9 millones de ocupados que indica la Nueva Encuesta Nacional de Empleo del INE (en su trimestre enero-marzo 2015), nos encontramos con que existen 1,3 endeudados por cada ocupado. En septiembre 2011, según la misma fuente, el número de endeudados era de 9,5 millones y se daba el mismo indicador de 1,3 endeudados por cada ocupado. Además, indica que el número de endeudados creció en un 12%, mientras que el número de ocupados lo hizo en un 6,5%. En el mismo período la desocupación disminuyó en un 13,2%. Es decir, el crecimiento de deudores no guarda relación con los niveles de desocupación, o, en otras palabras no necesariamente disminuye el número de deudores si crece la ocupación.
Corresponde ahora que la iniciativa sea analizada por la Comisión de Vivienda y Urbanismo del Senado.

(Fuente: diario constitucional)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: