Corte Suprema rechaza demanda por Ley Antidiscriminación en despido de funcionarios públicos

no_discriminacionLa Corte Suprema confirmó el fallo que rechazó una demanda por infracción a la Ley 20.609, conocida como Ley Zamudio, por supuesta discriminación en el despido de un grupo de funcionarios públicos, en 2014.

En fallo unánime (causa rol 18.453-2015), la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Pedro Pierry, Rosa Egnem, María Eugenia Sandoval y los abogados (i) Jaime Rodríguez y Jorge Lagos– rechazó el recurso de casación presentado por siete funcionarios de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), a quienes se puso término a sus contratos, en abril de 2014.

La sentencia descarta infracción de ley en el fallo del 26° Juzgado Civil de Santiago que descartó una eventual discriminación política en el despido de los funcionarios.

«Que, en este caso, la acción intentada por los demandantes es regulada por la ley 20.609, destinada a determinar la existencia de alguna acción u omisión que importe una discriminación arbitraria que tiene dos particularidades, una referente a la prueba, ya que en este proceso se admiten todos los medios de prueba que hayan sido ofrecidos oportunamente apreciándose dichas probanzas de acuerdo a las reglas de la sana crítica, la segunda, radica en el contenido de la sentencia, ya que en ella se debe establecer si existió o no acto de discriminación arbitraria, y en caso de existir éste,  dejarlo sin efecto y tomar las providencias necesarias para restablecer el imperio del derecho; aplicándose además una multa de 5 a 50 UTM a beneficio fiscal. En caso contrario, esto es, si el tribunal estima que la demanda carece de todo fundamento, aplicará, entonces, al recurrente una multa de 2 a 20 UTM a beneficio fiscal», sostiene el fallo.

La resolución agrega que :»Como se ha dicho en los razonamientos anteriores, correspondió al juez de primer grado apreciar la prueba rendida en este juicio conforme a las reglas de la sana critica, esto es, una valoración libre de la prueba sin el sometimiento a reglas sobre valor probatorio, teniendo como limitante esencial y gravitante los principios de la lógica, los conocimientos científicamente afianzados y las máximas de la experiencia, no pudiendo, en ningún caso, decidir en base de los dictámenes de su fuero interno».

«Del mérito de autos es posible concluir que los sentenciadores han hecho un acertado análisis de las situaciones fácticas pertinentes a la controversia, para proceder a continuación a efectuar una correcta aplicación de la normativa atinente al caso apreciando la prueba rendida en el juicio y valorando correctamente aquella de acuerdo a las normas de la sana crítica, sin desatender sus parámetros, desestimando la demanda por falta de prueba», concluye.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: