Recurso de Unificación de Jurisprudencia admite la aplicación del régimen del Código del Trabajo a trabajadores a honorarios en instituciones públicas

CorteSupremaChileLa Corte Suprema acogió el recurso de unificación de jurisprudencia laboral presentado en contra de sentencia dictada por la Corte de Apelaciones que rechaza la demanda que pide que se declare relación laboral entre la Municipalidad y los trabajadores a honorarios, declarando el despido injustificado y nulo por mora previsional.

La resolución del tribunal establece que las demandantes, trabajadoras que realizaban funciones de aseo y ornato, si bien se incorporan a la dotación de la municipalidad bajo la modalidad contemplada en el artículo 4 de la Ley N° 18.883, deben regir sus relaciones con el ente edilicio por el Código del Trabajo. Consulte fallo de la Corte Suprema analizado por Microjuris.

En fallo unánime, la Cuarta Sala de la Corte Suprema -integrada por los Ministros Sergio Muñoz, Ricardo Blanco, Gloria Ana Chevesich, Andrea Muñoz, y señor Carlos Cerda- acoge el recurso de unificación, revocando la sentencia de nulidad, y dictando sentencia de reemplazo donde se declara el despido injustificado de las trabajadoras.

La sentencia recurrida establece que una relación habida entre los trabajadores y la municipalidad no puede estar sujeta a las normas del Código del Trabajo, bajo el supuesto de celebración de sucesivos contratos de prestación de servicios a honorarios, previstos en el artículo 4 del Estatuto Administrativo de los funcionarios municipales. Por el contrario, en los dos fallos de cotejo, se sostiene que las periódicas contrataciones a honorarios confirieron a los reclamantes la calidad de trabajadores regidos por el Código del ramo. De este modo, se plantean disímiles interpretaciones sobre el estatuto jurídico aplicable a la relación habida entre una persona natural y una Municipalidad, verificándose la hipótesis establecida por el legislador en el artículo 483 del Código del Trabajo, que conduce a que la Corte emita pronunciamiento y determine el estatuto jurídico que rige la vinculación existente entre una persona natural y una entidad perteneciente a la Administración del Estado, en este caso, una Municipalidad, de celebrarse entre ambas continuos contratos a honorarios extendidos en el tiempo y dilucidar si pueden quedar sujetos a las reglas que el Código del Trabajo.

Dentro de este marco, la corte establece que si se trata de una persona natural que no se encuentra sometida a estatuto especial, sea porque no ingresó a prestar servicios en la forma que dicha normativa especial prevé, o porque tampoco lo hizo en las condiciones que la normativa administrativa establece -planta, contrata, suplente-, corresponde la aplicación del Código del Trabajo.

Esto ocurre porque en el caso se invoca el artículo 4 de la Ley N° 18.883, norma que, sustrayéndose del marco jurídico estatutario que establece para los funcionarios que regula, permite contratar sobre la base de honorarios en las condiciones que allí se describen, que en general, se asimilan al arrendamiento de servicios personales regulado en el Código Civil y que, ausentes, excluyen de su ámbito las vinculaciones pertinentes, correspondiendo subsumirlas en la normativa del Código del Trabajo en el evento que se presenten los rasgos característicos de este tipo de relaciones: prestación de servicios personales, bajo subordinación y dependencia y a cambio de una remuneración. La vigencia del Código del Trabajo constituye la regla general en este tipo de relaciones personales y además, tratándose de un órgano de la administración del Estado, debe someter su actuar al principio de legalidad consagrado en los artículos 6 y 7 de la Constitución.

Por ello, la corte concluye que «en consecuencia, la acertada interpretación del artículo 1° del Código del Trabajo en relación con el artículo 4° de la Ley N° 18.883, está dada por la vigencia de dicho Código para las personas naturales contratadas por la Administración del Estado, en la especie una Municipalidad, que aun habiendo suscrito sucesivos contratos de prestación de servicios a honorarios, por permitírselo el estatuto especial que regula a la entidad contratante, prestan servicios en las condiciones previstas por el Código del ramo; en otros términos, corresponde calificar como vinculaciones laborales, sometidas al Código del Trabajo, las relaciones habidas entre aquéllos en la medida que dichas vinculaciones se desarrollen fuera del marco legal que establece -para el caso- el artículo 4° de la Ley N° 18.883, que autoriza la contratación sobre la base de honorarios ajustada a las condiciones que dicha norma describe, y se conformen a las exigencias establecidas por el legislador laboral para los efectos de entenderlas reguladas por la codificación correspondiente».

Trackbacks

  1. […] Corte Suprema unifica jurisprudencia estimando que las periódicas contrataciones a honorarios confirieron a los reclamantes la calidad de trabajadores reg…. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: