Corte Suprema informa proyecto sobre protección de la lactancia materna

lactancia maternaReunido el tribunal pleno de la Corte Suprema –el pasado viernes 22 de abril– analizó el contenido del proyecto de ley que establece medidas «para la protección de la lactancia materna y su ejercicio», oficio respuesta que fue remitido a la presidenta de la Comisión de Salud del Senado, Carolina Goic, el martes 26 de abril.

En el informe, el máximo tribunal llama la atención respecto del derecho a la información y el deber de publicidad contiene la nueva normativa, pero sin establecer las vías concretas para hacerlas efectivas.

«No obstante, es posible observar que no se establece ninguna vía concreta para hacer efectivo este derecho, por lo que resulta necesario determinar los mecanismos a través de los cuales se va a acceder a la información, los contenidos específicos de la misma y quienes son los obligados, entre otros aspectos a regular», sostiene el oficio.

Además, el máximo tribunal en lo referido a participación y corresponsabilidad social para que se pueda exigir el cumplimiento de dicho derecho, echa de menos el procedimiento y ante quién se recurre.

«En primer lugar, la norma no detalla las hipótesis específicas que habilitan para el reclamo, ya que utiliza la frase«cuando corresponda», tampoco señala el procedimiento que se ha de adoptar, ni se define cuáles son «las autoridades competentes», razón por la cual resulta meramente declarativa, lo que le resta efectividad para lograr el fin que procura obtener. En segundo lugar, esta norma puede generar conflictos con lo establecido en el artículo 5° del mismo proyecto, que establece una acción especial para los casos en que exista discriminación en el ejercicio legítimo del derecho a la lactancia materna o al amamantamiento, que será objeto de análisis más adelante. Cabe tener presente, por otra parte, que la iniciativa legal, a diferencia de lo que hacen otras legislaciones, no reconoce expresamente que la libertad de las mujeres para ejercer el derecho de amamantamiento, también comprende el derecho de no ejercerlo, si así lo determinan las circunstancias. La tendencia en el derecho comparado es a establecer que se debe promover, proteger y apoyar la lactancia materna y el amamantamiento, y a recomendar lactancia materna exclusiva hasta determinados plazos, pero no se impone una obligación para las mujeres como sujeto pasivo de la misma», agrega el informe.

Sobre la nueva acción de discriminación que se establecen en el proyecto, el máximo tribunal considera que puede entrar en pugna con las establecidas en la ley antidiscriminación.

«Que se advierte que la creación de una nueva acción de discriminación, por una parte, y por otra, la inclusión de las categorías ya señaladas dentro del catálogo de categorías sospechosas de la Ley de no discriminación, pudiera llevar a sostener que la persona directamente afectada por el acto discriminatorio tiene dos acciones judiciales a su disposición –la consagrada en el proyecto que se analiza y la de la denominada ley antidiscriminación–, interpretación que daría lugar a una serie de dificultades en su aplicación, principalmente en sus aspectos procesales, por lo que se estima prudente aclarar si ese es el sentido del proyecto. En esa línea de reflexión, cabe tener presente que ampliar la variedad de acciones de tutela por los mismos hechos no significa, necesariamente, una mayor protección y respeto de los derechos de las personas, y en tal sentido parece más acertado poder efectuar una evaluación de los actuales instrumentos y realizar propuestas de mejora respecto de los mismos, a fin que puedan cumplir con su real objetivo de protección y garantía. No está de más recordar que en el artículo 4° del proyecto en análisis se contempla un mecanismo distinto, que le otorga a toda persona el derecho a exigir el cumplimiento de la ley así como a denunciar su violación ante las autoridades competentes, el que, como se adelantó, no detalla cuáles son «las autoridades competentes», ni las hipótesis que habilitan su interposición, ya que utiliza la frase «cuando corresponda», como tampoco indica el procedimiento aplicable y la eventual sanción. Con todo, vale la pena reflexionar sobre cuál sería la más adecuada vía para estos efectos. A lo que cabe agregar que, en el ámbito laboral, se consideran normas de similar naturaleza, dándosele competencia para recibir las denuncias a la Dirección del Trabajo», asegura el documento.

Además, se considera que «(…) en cuanto a los mecanismos de tutela que se contemplan en la propuesta, se reitera que ampliar la variedad de acciones por los mismos hechos no significa, necesariamente, una mayor protección y respeto de los derechos de las personas, y en tal sentido parece más acertado poder efectuar una evaluación de los actuales instrumentos y realizar propuestas de mejora respecto de los mismos, a fin que puedan cumplir con su real objetivo de protección y garantía».

Ver informe aquí.

(Fuente: poder judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: