Plantean actualizar sistema de aseguramiento de la calidad en la educación superior

estudiantes educacion superior asociacion universidadDefinir qué se entiende por estatal y público en el ámbito de la educación superior, así como realizar una serie de cambios al sistema de aseguramiento de la calidad, fueron algunas de las propuestas que surgieron del seminario «El futuro de nuestras universidades» organizado por la Comisión de Educación y Cultura del Senado.

La actividad, que se desarrolló en la antigua Sala de Sesiones del Congreso en Santiago, contó con la participación de los rectores de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez; de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña; de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas; de la Universidad Austral, Oscar Galindo; de la Universidad de Los Andes, José Antonio Guzmán y el ex ministro de Educación, José Joaquín Brunner.

También estuvieron presentes académicos y expertos en educación superior como Pilar Armanet, José Pablo Arellano y Alfonso Muga, entre otros, quienes analizaron junto a los senadores Ignacio Walker, Andrés Allamand, Jaime Quintana, Carlos Montes y Ena Von Baer sobre la reforma que se debiera aplicar en educación superior.

El debate estuvo centrado en dos temas: el fortalecimiento de las instituciones, su gobierno, regulación y colaboración interinstitucional; y el sistema de aseguramiento de calidad, en el contexto que se cumplen más de 10 años del actual sistema de acreditación.

Foco en la calidad
Durante el primer panel, los rectores Vivaldi, Sánchez y Peña, se refirieron a la importancia tener una definición clara de qué es lo que se quiere de la educación superior del país, definir la relación público -privada que hay en ese sector, poner el foco prioritario en la calidad de la educación y considerar el concepto de inclusión.

Manifestaron que es importante contar con una Subsecretaría de Educación superior, avanzar en una Superintendencia y actualizar el rol que tiene el Consejo de Rectores, al mismo tiempo que fiscalizar los recursos públicos que se entregan a las casas de estudios superiores.

Asimismo, se planteó la importancia de que la reforma universitaria respete la particular índole de cada universidad y evite definir con antelación entre universidades públicas de las que no lo son. No obstante, señalaron que un buen sistema de educación superior debe contar con un puñado de universidades estatales del mejor nivel y al mismo tiempo considerar que el principio de que la educación universitaria es un bien mixto.

En tanto, el rector Rojas planteó la necesidad de establecer la obligatoriedad del sistema de acreditación, contar con un control del plan de mejoramiento institucional; crear visitas de seguimiento para ver la acreditación y respetar la identidad cultural de cada institución.

El rector Galindo planteó la urgencia de una nueva estructura de financiamiento que resguarde el valor social de las universidades y disminuya las inequidades, también planteó invertir en ciencia en regiones, descentralizar y retener talentos de las regiones.

Finalmente el rector Guzmán señaló que existe un triunvirato de aseguramiento que podía funcionar bien con la Comisión Nacional de Acreditación, el Consejo nacional de Educación y la Superintendencia, que es la que está faltando.

(Fuente: senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: