Corte Suprema revoca sentencia que ordenó el retiro de globos de vigilancia en Las Condes y Lo Barnechea

Imagen: soychile.cl

En fallo unánime, la Corte Suprema revocó  el fallo de la Corte de Apelaciones que en marzo pasado ordenó retirar los globos de televigilancia en las comunas de Las Condes y Lo Barnechea.
El máximo Tribunal resolvió revertir la resolución que acogió un recurso de protección presentado en contra de los dispositivos, equipados con cámaras de alta resolución, y ordenó el cese inmediato de «las actividades de captación, almacenamiento y procesamiento de las imágenes que se realizan por medio de los globos de vigilancia emplazados en dichas comunas».
El caso se inició luego que algunos vecinos recurrieran a la justicia en busca de la eliminación de los dispositivos por considerar que la medida vulneraba su privacidad.
Sin embargo, fue defendido por los alcaldes Guevara y de la Maza, quienes han insistido en la baja en las denuncias por delitos gracias a la instalación de los aparatos.
Al igual que por varias juntas de vecinos, que habían juntado firmas para oponerse al retiro de los globos, argumentando que desde que fueron instalados han notado una disminución de los asaltos y se sienten mucho más seguros.
Sin embargo, estableció una serie de limitaciones en su funcionamiento, ya que si bien el máximo Tribunal determinó que las actividades de los globos se encuentran en el marco de las actividades de vigilancia propias de ambos municipios, deben tener cuidado con la captación de imágenes en espacios de intimidad.
La iniciativa sostiene que «el uso de videocámaras para captar imágenes de espacios privados podrá constituir una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad o a la propia imagen, desde que se trata de aquellos espacios donde se desarrolla la vida privada de una persona y respecto de los cuales la propia jurisprudencia de nuestros tribunales ha sido cuidadosa al momento de establecer los límites relativos al ejercicio de la actividades de los órganos investigadores».
Agrega que «la filmación sólo cabe hacerla en los espacios, lugares o locales públicos, pero no en domicilios o en lugares privados, pues de lo contrario dicha intromisión afectará bienes constitucionalmente protegidos, tornándose por tanto en ilegítima, salvo que exista autorización judicial para estos casos. En consecuencia, la video-vigilancia debe ser utilizada por la autoridad encargada de manera tal que se respeten derechos como la intimidad personal, la inviolabilidad del hogar y el secreto de las comunicaciones”.
El fallo de la Corte Suprema estableció, además, un régimen de autorización de cuatro puntos para los globos de vigilancia.
1.El ámbito físico a grabar se delimita a los lugares públicos, y de los espacios privados abiertos cuando se trate del seguimiento de un hecho que pueda constituir la comisión de un ilícito.
2. Un inspector o delegado municipal deberá certificar, al menos una vez al mes, que no se hayan captado imágenes desde espacios de naturaleza privadacomo el interior de viviendas, de establecimientos comerciales o de servicios, jardines, patios o balcones.
3. La destrucción de las grabaciones se hará efectiva por parte del responsable de su custodia después de 30 días, salvo si la grabación ha captado un ilícito penal u otra falta, caso en el cual la municipalidad recurrida adoptará las medidas para su pronta entrega a los órganos competentes.
4.Todo ciudadano tendrá derecho de acceso a las grabaciones, para lo cual deberá dirigir una solicitud al funcionario municipal que designe la autoridad edilicia, debiendo indicar el día en que presumiblemente fue grabado, debiendo las municipalidades recurridas establecer un procedimiento que permita el efectivo ejercicio de esta atribución.
Cabe recordar que los globos permiten una cobertura de 35 cuadras a la redonda desde 150 metros de altura y se encuentran equipados con cámaras de alta resolución.

(Fuente: diario constitucional)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: