Proyecto que modifica la Ley de Servicios de Gas: empresas de gas natural cuestionan rebajar la rentabilidad a un 9%

gas naturalMantener el límite actual de rentabilidad máxima en un 11%, fue una de las demandas expresadas por los representantes de la industria de gas natural a los integrantes de la Comisión de Minería y Energía en su última sesión.

Cabe recordar que esta instancia se encuentra estudiando las ideas matrices del proyecto, en segundo trámite, que modifica la Ley de Servicios de Gas. La iniciativa introduce una serie de cambios a este sector con el fin de masificar la producción de esta energía y rebajar sus costos.

La Comisión está desarrollando una ronda de audiencias, la que continúa la primera semana de julio con la visita del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

En la última sesión hicieron uso de la palabra el gerente general de Intergas, Rodrigo Larrondo; el director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Gas Natural (AGN), Carlos Cortés; el gerente general de Metrogas S.A., Pablo Sobarzo, y el gerente general de Gas Sur, Óscar Facusse.

Tras la cita, la presidenta de la instancia, la senadora Isabel Allende valoró las exposiciones. “Estas firmas tienen importantes críticas al proyecto, por eso vamos a invitar al Ministerio de Energía y al TDLC para tener más opiniones. Nuestra intención es mejorar el texto cuando se abra el plazo para presentar indicaciones. Por ahora estamos conociendo las ideas matrices”, aclaró.

Por su parte, el senador Alejandro García Huidobro aseguró que el tema se reduce a dos alternativas. “O incentivamos masivamente el gas natural a nivel residencial, realizando fuertes inversiones e incentivando tributariamente a las empresas, o avanzamos en este proyecto que viene de la Cámara Baja con graves falencias. Este texto no da las posibilidades para desarrollar esta industria que es una gran alternativa para descontaminar nuestro país”, planteó.

EXPOSICIONES

En términos generales los invitados comentaron que la iniciativa sería insuficiente para compensar los riesgos, lo que generará el congelamiento de las inversiones en el sector.

Uno de los puntos en que hubo unanimidad fue la solicitud de mantener el límite actual de rentabilidad máxima de 11%, y no reducirla al 9% como propone el Gobierno.

Además, solicitaron que se reconozca las conversiones en la base de activos o que se generen mecanismos para que las empresas asuman los costos. Esto porque de lo contrario haría difícil competir al gas natural licuado (GNL).

También la industria criticó que la norma busque compensar monetariamente a los consumidores en aquellos casos en que el chequeo de rentabilidad determine que una de las empresas supere el límite establecido. El proyecto establece que cuando una empresa rebase la rentabilidad de un 9%, deberá someterse a una tarificación, de manera que estará obligada a devolver a los clientes el sobre-costo.

Otra de las demandas fue reponer el piso de la Tasa de Costo de Capital (TCC) en un nivel que sea acorde con el riesgo del negocio, el que sería mayor que otros servicios. Las empresas piden un piso superior a un 7%, mientras que el texto lo sitúa en un 0%.

Resulta importante indicar que hoy el límite de rentabilidad máxima –que considera la TCC mínima más un spread (la diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo financiero)- alcanza un 11%, de allí que el sector reclame bajarlo a un 9%.

EMPRESAS DEMANDAN

Rodrigo Larrondo de Intergas aseguró que “se debería mantener ley de gas actual, completando lo que falta: una metodología fijación tarifaria y chequeo rentabilidad, un procedimiento de fijación TCC y una instancia solución controversias ante el panel de expertos. Si se opta por corregir el actual proyecto, proponemos reponer el TDLC, considerar inversiones de puesta en marcha, activar instalaciones internas y generar inversiones a costo real”.

En tanto, Óscar Facusse de Gas Sur planteó que “el proyecto debe establecer los incentivos adecuados para invertir en el desarrollo de la industria del gas, equilibrando la competencia con combustibles alternativos, reconociendo conversiones como activos y permitiendo que empresas distribuidoras asuman esta inversión y garantizando un tasa de rentabilidad mínima equivalente a la de otros servicios básicos manteniendo un límite”.

Pablo Sobarzo de Metrogas abogó para que la norma cuente con criterios que otorguen certeza y previsibilidad en los chequeos de rentabilidad, y a la vez, se nivele la cancha a nivel normativo, tributario y regulatorio con otros combustibles (GLP, diésel, parafina, leña).

Finalmente, Carlos Cortés de la AGN –que agrupa a Metrogas, Gas Sur y Gas Magallanes- reconoció que el gas natural representa hoy sólo el 11% del consumo energético de los hogares del país. “Aunque ha habido debate respecto de la rentabilidad del sector, la historia muestra rentabilidades bajas para inversiones de este tipo. Chile tiene precios residenciales similares a otros países que importan GNL y no lo subvencionan. Además, el GN es más barato que sus alternativos (salvo la leña)”, hizo ver.

(Fuente: senado)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s