Corte Suprema de Estados Unidos se pronuncia sobre restricciones estatales impuestas al aborto

eeuuLa Corte Suprema de Estados Unidos confirmó el derecho de las mujeres a practicar un aborto, luego de que algunos Estados tomaran medidas para restringir la interrupción voluntaria del embarazo, en el caso Whole Woman’s Health vs. Hellerstedt.

Cabe recordar que el caso tuvo su origen en la ley denominada “House Bill 2”, del Estado de Texas de 2013, que obliga a las clínicas que practican abortos a disponer de un bloque quirúrgico digno de un hospital. Además, obligaba a los médicos que realizan abortos a disponer de una autorización anticipada de admisión de sus pacientes en un hospital local.

La norma tiene su fundamento en proteger la salud de las mujeres, pero tanto la American Medical Association como el American College of Obstetricians and Gynecologists aseguran que no hay bases médicas para estas exigencias, puesto que durante el año 2012 el índice de mortalidad relacionado a abortos inducido fue de 0.6 muertes por cada 100.000 abortos. Por el contrario, estas restricciones habían hecho más difícil y peligroso para las mujeres recibir cuidados de salud reproductiva, al volver imposible para la mayoría de las clínicas del Estado continuar prestando estos servicios.

En su decisión, el máximo Tribunal norteamericano se pronunció, en lo grueso, sobre las restricciones que los estados miembros de la federación pueden establecer a las clínicas que practiquen abortos, siempre y cuando ello no represente un obstáculo sustancial para que una mujer pueda abortar.

Vea texto íntegro de la sentencia en el caso Whole Woman’s Health v. Hellerstedt aquí.

(Fuente: diario constitucional)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: