Constructora de tragedia fatal en Las Condes incumplió una medida elemental de seguridad para proteger la vida de sus trabajadores

direccion-del-trabajo-300x225Una inclinación superior a la permitida, según consta en el informe de mecánica de suelos para esa faena, y un reforzamiento protector insuficiente tenía el talud que el 12 de septiembre pasado cayó sobre un grupo de trabajadores en una obra en el sector oriente de Santiago, provocando la muerte de dos de ellos y dejando gravemente heridos a otros tres.

Esa es la conclusión principal de la Dirección del Trabajo sobre el análisis causal de la tragedia ocurrida en la obra de la Constructora Santolaya Ltda., ubicada en la intersección de las avenidas Colón con Américo Vespucio, en Las Condes y cuyas labores todavía siguen suspendidas.

El talud que cayó encima de los trabajadores no estaba debidamente entibado ni reforzado, ya que estas últimas protecciones no habían sido ejecutadas como correspondía por la empresa.

La Constructora Santolaya Ltda. recibió sanciones por un total de $30.359.340 (660 UTM) por infracciones de seguridad y salud en el trabajo.

Aparte de la infracción principal y causante del accidente, otros incumplimientos de la empresa fueron no informar a los trabajadores las medidas preventivas pertinentes y los métodos de trabajo correctos, no constituir un comité paritario de higiene y seguridad, no tener un registro con antecedentes mínimos en seguridad y salud en el trabajo y no contemplar el reglamento especial para empresas contratistas y subcontratistas las acciones de coordinación entre los distintos empleadores respecto de acciones de emergencia.

El organismo fiscalizador informó también que la Constructora Santolaya Ltda. registraba tres accidentes graves durante este año, todos los cuales motivaron la aplicación de siete sanciones por casi 16 millones de pesos.

El 28 de abril un trabajador quedó gravemente herido al caer desde altura en una obra en Ñuñoa, el 28 de junio otros dos sufrieron serias lesiones al caer material sobre ellos en una obra en Estación Central y el 26 de julio un cuarto quedó grave al caer desde altura.

Estas multas fueron decretadas en el contexto de ocho fiscalizaciones practicadas en los últimos 12 meses.

(Fuente: dirección del trabajo)

Comments

  1. Resulta contradictorio que, habiendo incumplido de manera tan grosera, anteriormente la legislación imperante, se le permitiese seguir operando como si nada hubiese pasado. ¿No se supone que hay una selección cuidadosa de quienes solicitan la participación en un proyecto? Además, es derechamente grosero exponer las multas en dinero que se le han cursado a esta empresa, ya que a todas luces, la constructora prefirió pagar el costo de estas multas, en ves de hacer una inversión en prevención ya que al final del día, la responsabilidad civil contractual, no obliga a estas empresas a responder de una manera más coherente en nuestro país, ¿Se deberá a el eterno problema del tipo de derecho imperante en nuestro país? o derechamente ¿Es menos costoso, asumir los valores de las multas, como parte del proyecto, que hacer prevención ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s