Se discutirá iniciativa que suprime invocación a Dios en apertura de sesiones de Sala y comisiones

Camara-Diputados-ChileLa moción de los diputados Aguiló, Boric, Cariola, Girardi, Gutiérrez, Hernando, Jackson, Saffirio, Teillier y Vallejo, expone que la historiografía nacional concuerda que el proceso de separación entre la Iglesia Católica y el Estado de Chile culmina con la entrada en vigencia de la Constitución de 1925.

Observa luego que, a pesar de no haber una declaración explícita en tal sentido, fue la interpretación constitucional que se dio a la garantía de “libertad de conciencia y el ejercicio libre de todos los cultos”, contenida en el artículo 10 Nº2, que fue transcrito casi idéntico en el artículo 19 Nº 6 de la Constitución vigente, agregando que ese derecho fundamental asegura la laicidad del Estado chileno, garantizando a todas las personas la libertad de determinar su propia conciencia, pero además, reconoce la igualdad entre las creencias, pues ninguna tiene un derecho privilegiado frente al Estado.

Sin embargo, los autores de la iniciativa sostienen que en la actualidad cada sesión de la Cámara comienza con la frase solemne: “En el nombre de Dios y de la Patria, se abre la sesión”. Lo anterior, aún consagrado el laicismo aconfesional en Chile hace más de 91 años; y a pesar del artículo 4º de la Constitución que declara a Chile como una República democrática, donde el poder soberano lo ejerce exclusivamente el pueblo y las autoridades reconocidas constitucionalmente que actúen en conformidad a la Constitución [artículo 5].

Exponen enseguida que los estados democráticos modernos no deben reconocer un poder distinto al soberano y que deben asegurar, al menos, la libertad de autodeterminación de todas las personas, porque nos permite comprender la representación democrática como una demostración de nuestra capacidad de darnos las reglas que organizan la vida en sociedad.

Por los antecedentes antes expuestos, y haciendo además presente que el principio de laicidad del Estado está intrínsecamente vinculado a la libertad de autodeterminación de todas las personas y, por tanto, ningún Poder del Estado debe actuar en conformidad a un credo religioso determinado, el proyecto de ley propone modificar los artículos 94 y 255 del Reglamento de la Cámara de Diputados, estableciendo que al momento de que el Presidente de la Cámara abra la sesión pronuncie la siguiente frase: “En representación del pueblo de Chile, se abre la sesión”.

Corresponde ahora que la iniciativa sea analizada por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados.

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis aquí.

(Fuente: diario constitucional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s