Corte Suprema confirma sentencia que condenó a la municipalidad de Talcahuano por mal estado de vereda

CorteSupremaChileLa Corte Suprema rechazó recurso de casación y confirmó la sentencia que condenó a la Municipalidad de Talcahuano a pagar una indemnización de $7.000.000 (siete millones de pesos) a transeúnte que sufrió una caída en la vía pública por el mal estado de vereda.

En fallo unánime (causa rol 40.705-2016), la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Rosa Egnem, María Eugenia Sandoval, Carlos Aránguiz, Manuel Antonio Valderrama y el abogado (i) Rodrigo Correa– ratificó la sentencia recurrida que condenó al municipio a indemnizar a Pamela Vigueras Soto, quien quedó con diversas lesiones producto de la caída que sufrió en la calle Gómez Carreño de la ciudad puerto, el 1 de diciembre de 2008.

La sentencia del tribunal de alzada descarta infracción de ley en el fallo que condenó al municipio por falta de servicio.

“Que descartada de esta manera la infracción del artículo 384 del Código de Procedimiento Civil, resulta necesario destacar que los jueces del fondo no infringen tampoco los artículos 1702 del Código Civil o 346 del Código de Procedimiento Civil en lo relativo a la valoración de la prueba documental, toda vez que no se otorgó valor de escritura pública a los instrumentos acompañados por la parte demandante, consistentes en el parte denuncia, certificados médicos y la ficha clínica. En efecto, del motivo décimo quinto del fallo de primer grado aparece que ellos constituyeron elementos que, unidos a la testimonial y pericial, se estimaron múltiples, graves, precisos y concordantes, permitiendo construir una presunción judicial en orden a que la caída sufrida –establecida previamente como un hecho de la causa– le ocasionó a la actora las lesiones que alega, verificándose una relación de causalidad entre ellas y el incumplimiento de la demandada en relación a la obligación de señalizar el mal estado de la vereda”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que “(…) los hechos asentados en la sentencia recurrida resultan inamovibles para este Tribunal de Casación, pudiendo inferirse que el recurso se construye contra ellos e intenta variarlos, proponiendo otros que a juicio de la recurrente estarían probados. En efecto, afirma el libelo que, en realidad, no estaría acreditada la caída de la demandante ni que ella se hubiese debido a una falta de señalización del mal estado de la vereda, en circunstancias que ambos hechos resultaron asentados en la causa, sin que se haya denunciado ninguna efectiva infracción a leyes reguladoras de la prueba que, eventualmente, habría podido otorgar facultades para ponderar las probanzas y concluir de modo diverso”.

(Fuente: Poder Judicial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s