Canal de televisión discrimina a conductor al exigirle exhibir su orientación sexual en matinal

Imagen: La Tercera

Imagen: La Tercera

La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó el recurso de apelación en contra de la sentencia que acogió la acción de no discriminación, interpuesta contra el canal de televisión que transgredió la privacidad de un conductor de televisión y lo discriminó laboralmente, al exigirle exponer y exhibir su orientación sexual. Consulte el fallo analizado en Microjuris.

El pasado 15 de diciembre, la undécima sala de la Corte rechazó la defensa del canal de televisión Chilevisión, considerando que el canal realizó una actuación discriminatoria en contra del conductor Ignacio Gutiérrez, que constituye una distinción, restricción o exclusión fundada en una de las categorías sospechosas contenidas en el artículo 2 de la Ley Nº 20.609, es decir, la orientación sexual.

En su defensa, el canal de televisión demandado, invocando el legítimo ejercicio para desarrollar una actividad económica, acudió a la orientación sexual del demandante para decidir el rol que éste desempeñaría en el programa que animaba y para buscar que éste se expresara desde su sensibilidad homosexual, con la finalidad de dar una mayor credibilidad a los espectadores. Sin embargo, la corte estimó que lo anterior carecía de toda razonabilidad toda vez que no era necesario ni proporcional, invadiendo de este modo el derecho a la vida privada del demandante consagrado constitucionalmente en el artículo 19 Nº 4 de la Carta Política, vulnerando también su integridad síquica, pues realiza un impacto traumático a su estabilidad psicológica, desencadenando un cuadro ansioso depresivo.

En efecto, el tribunal estima que se ha hecho una exclusión del actor de un determinado rol, pretendiendo que se exprese desde su “sensibilidad homosexual”, acudiendo a una de las categorías sospechosas de discriminación, por lo que el análisis para excluir la arbitrariedad debía ser estricto. Sobre esto, se consideró de un estudio de focus group que no había cuestionamiento al conductor por su orientación sexual por parte del público, ni tampoco se veía la necesidad de potenciar la visibilidad de su orientación sexual, además que tampoco se desprende de las cláusulas del contrato que aquella sea una necesidad para que pueda ser conductor del programa. Incluso el tribunal va más lejos: potenciar la credibilidad del conductor podía obtenerse por otros medios distintos y menos invasivos, sin que se viera como necesario acudir a la connotación sexual del demandante.

El tribunal también estima que los requerimientos del canal implícitamente conllevan hacer pública su condición de homosexualidad, la que hasta entonces nadie había estimado necesaria para mejorar el rating del programa. La condición sexual del demandante no había sido expresada por el mismo ni fue motivo de exposición pública por parte de éste, de manera tal que exigirle no sólo que lo manifestara sino que también acentuare de cierta forma un determinado comportamiento evidentemente excede de toda razonabilidad. En este mismo sentido, el fin de legitimar las preferencias sexuales de las personas, no se condice con la necesidad que veía el canal en orden a que el conductor se expresara desde su identidad sexual, pues para legitimar su preferencia no se advierte la necesidad de tener que expresarla.

Por todo lo anterior, el fallo de mayoría declara que la conducta de discriminación arbitraria en que ha incurrido la demandada fue la exclusión del actor del denominado rol de “dueño de casa” en el matinal de Chilevisión en razón de la orientación sexual de éste, y buscar que se expresara en el Programa desde su identidad sexual.

El fallo, además, cuenta con el voto de disidencia de la Ministra Sra. Mireya López Miranda.

La disidente considera que el canal televisivo tiene un derecho al libre ejercicio de la actividad económica que desarrolla, de tal manera que es evidente que para que tal derechos pueda co-existir con el respeto de su derecho a la vida privada y a la honra, cada uno de sus titulares debe comprender que la vida en sociedad impone derechos y restricciones que permitan el ejercicio pacífico de tales derechos. En este contexto, no existe impedimento legal alguno para que el canal televisivo decidiera –al amparo de la actividad que desarrolla– reformular el matinal, incorporar un tercer animador a quien asignar un rol de “dueño de casa” y optar para ello por una persona heterosexual de acuerdo al perfil que se quería dar a dicho papel. En efecto, el canal tiene la libertad para entregar un rol de desempeño a otra persona si considera que ésta puede representar mejor el papel que se pretende desde el punto de vista de credibilidad en la actuación. De ese modo, la decisión adoptada puede explicarse tal como una estrategia para obtener una mejor audiencia, sin que con ello se viole el ordenamiento jurídico vigente, ni los derechos del conductor demandante.

Trackbacks

  1. […] Acogiendo una acción de no discriminación, Corte de Apelaciones estima que canal de televisión discrimina a conductor de matinal al exigirle exhibir su orientación sexual. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s