Presidenta surcoreana Park Geun-hye fue destituida por Tribunal Constitucional

Por unanimidad, el Tribunal Constitucional surcoreano aprobó la destitución de la Presidenta Park Geun-hye, por considerarla cómplice en el mayor escándalo de corrupción y tráfico de influencias que ha conocido el país asiático. Park se convierte así en la primera máxima dirigente surcoreana que es destituida por un juicio político.
El veredicto ha sido anunciado por la jefa en funciones de la máxima autoridad judicial del país, Lee Jung-mi, a las 11 de la mañana, en una audiencia que ha sido emitida en directo por las televisiones del país.
Los ocho jueces corroboraron la decisión de la Asamblea Nacional (Parlamento) en diciembre y declararon que Park ha “perjudicado seriamente el espíritu democrático y de respeto a las leyes”. “La presidenta Park Geun-hye  ha quedado destituida”, declaró el presidente del Tribunal,  Lee Jung-mi.
La ex Presidenta está acusada de haber colaborado con su amiga Choi Soon-Sil, apodada la “Rasputina surcoreana”, para presionar a las grandes multinacionales surcoreanas y que estas firmas donaran fuertes sumas de dinero a las fundaciones y compañías que Choi controlaba. Buena parte de esas cantidades, según la acusación, acabaron en el bolsillo de la empresaria.
Luego, Lee Jung-mi sostuvo “la presidenta debe usar su poder según la Constitución y las leyes, y mostrar transparencia en el ejercicio de su poder, para que el pueblo pueda evaluar su trabajo”.
Sin embargo, agregó “ocultó por completo la injerencia de Choi en los asuntos de Estado y la negó cada vez que surgieron sospechas. Incluso llegó a criticar a quienes plantearon esas sospechas”.
La decisión del Tribunal produjo manifestaciones de protesta de los defensores de Park. Dos personas murieron en enfrentamientos con la Policía durante las movilizaciones para protestar por la destitución de la Presidenta.
Cabe señalar que Park, de 65 años, llegó al poder como la primera mujer presidenta de su país en 2012, con un programa conservador y la promesa de mantener mano dura contra Corea del Norte. Pese a que la hija del dictador militar Park Chung-hee fue elegida con el segundo porcentaje más alto de la historia democrática del país, se marcha como la más impopular. Su aprobación ha llegado a rondar apenas el 4% y, en un ejemplo de los resultados que puede lograr la presión cívica, centenares de millares de personas se lanzaron a las calles durante semanas para exigir su destitución hasta que la Asamblea Nacional votó a favor de la destitución.
Su inhabilitación elimina su inmunidad como jefa de Estado, por lo que puede ahora ser llevada a juicio. Una encuesta la semana pasada encontraba que un 78% de los surcoreanos estaban a favor de que vaya a la cárcel.
El escándalo que ha acabado con la carrera política de Park Geun-hye, denominada en su día la “reina de las elecciones” por sus victorias en las urnas, estalló a finales de octubre del pasado año, cuando algunos medios de comunicación críticos con Park revelaron la influencia que tenía Choi Soon-sil con la jefa de Estado, así como su acceso a su agenda, sus discursos oficiales e incluso a algunos nombramientos.
Más tarde afloró la extorsión a las grandes empresas y la complicidad de la presidenta. Un escándalo que impulsó a a centenares de miles de surcoreanos a denominar a Choi Soon-sil Rasputina y a salir a la calle todos los fines de semana para reclamar la dimisión de Park por dejarse manipular por su amiga Choi.
El escándalo golpeó a Samsung, el principal conglomerado empresarial surcoreano, cuyo heredero, Lee Jae-Yong, ha sido detenido como sospechoso de delitos de soborno y malversación.
La confirmación de la destitución y la convocatoria de nuevas elecciones según lo previsto en la Constitución surcoreana llegan en un momento complicado para el país. Corea del Norte sigue adelante con su programa de armamento, y esta semana lanzó cuatro misiles de alcance intermedio al mar de Japón.
Por su parte, China amenaza con una guerra comercial tras el comienzo del despliegue del escudo antimisiles estadounidense THAAD en suelo surcoreano, que ve como una amenaza contra su territorio. Ese sistema de defensa podría estar completamente operativo a finales de abril, meses antes del calendario previsto inicialmente.
Hasta el momento no se ha fijado una fecha concreta para la celebración de elecciones, aunque lo más probable es que ocurran a finales de abril o en los primeros días de mayo. Los principales partidos celebrarán primarias para elegir a sus candidatos, algo que podría suceder a finales de este mismo mes.
El principal partido de la oposición, el Partido Democrático de Corea (PDC), de centro-izquierda, se muestra como favorito. En las encuestas, Moon Jae-in, representante del ala izquierdista de la formación, aparece como el candidato más popular.

(Fuente: diario constitucional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s