Proponen otorgar universalidad en condición de donante a todos los chilenos y elimina consulta familiar

La moción del senador Navarro expone que el concepto de trasplante, en términos médicos designa a “la sustitución de un órgano o tejido enfermo por otro sano procedente de la misma persona o de otra sana”, encontrándose sujetas a trasplante tanto órganos como el corazón, los riñones, el hígado, etc. y tejidos, los que actualmente “incluyen los miembros enteros o partes anatómicas singulares, como manos, brazos o cara”.

Observa luego que en Chile, el primer trasplante fue realizado en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, el 22 de noviembre de 1966, se trató de un trasplante de riñón con un donante cadáver, a un paciente de 42 años de edad, dos años después se realizó en el mismo hospital el primer trasplante con un donante vivo. Agrega, que todo esto ocurrió a sólo 12 años del mítico primer trasplante de órganos realizado por el equipo de médicos cirujanos de Merril y Murray en Boston, Estados Unidos.

En ese sentido, el autor de la iniciativa hace presente que la técnica del trasplante de órganos ha permitido una notable mejoría en la calidad de vida de muchos pacientes enfermos, con cuadros que hasta antes de estos avances eran incurables e incluso fatales. De esta forma indica que disfunciones hepáticas, renales, cardiacas, pancreáticas, entre otras, que antes tenían como único destino la muerte o la inhabilitación permanente, hoy mediante trasplante, tienen pronósticos alentadores.

Sin embargo, la iniciativa advierte que a pesar de que en nuestro país actualmente existen las condiciones técnicas para realizar con éxito varios tipos de trasplantes, a saber: corazón, pulmones, hígado, páncreas, riñones, intestino, huesos, piel y córnea. Y que el país para el año 2014 era el líder regional en utilización de órganos, llegando a estar, en el caso de los trasplantes de corazón, 12 puntos porcentuales por sobre el promedio de América Latina (22% contra 10%), y teniendo además una tasa de utilización de órganos disponibles de un 99%, hoy enfrenta una problemática que no ha podido ser subsanada con la actual ley de trasplantes: la falta de donantes.

Expone a continuación que el déficit de donantes en Chile se agrava aún más, toda vez que desde la entrada en vigencia de la ley de donante universal, 9.530 personas renunciaron de manera formal y ante notario a su condición de donantes, y que a nivel nacional aproximadamente un 50% de los donantes se pierden post mortem, debido a que los familiares niegan dicha calidad legal, amparados en el artículo segundo bis de la ley en cuestión.

En razón de lo antes expuesto el proyecto de ley tiene por objeto modificar el marco regulatorio de la donación y trasplante de órganos en Chile, otorgando la universalidad de la condición de donante a todos y todas los chilenos y chilenas salvo renuncia manifiesta ante notario, eliminando la consulta familiar establecida en el artículo segundo bis de la Ley Nº 19.451 y estableciendo plazos a los servicios notariales para informar al Servicio de Registro Civil e Identificación la renuncia a la condición de donantes.

Corresponde ahora que la iniciativa sea analizada por la Comisión de Salud del Senado.

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis, boletín N° 11170-11 aquí.

Fuente: diario constitucional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s