Corte Suprema confirma que compañía de seguros debe pagar indemnización por no otorgar cobertura a robo de relojes de lujo

La Corte Suprema rechazó un recurso de casación y confirmó la sentencia que condenó a una empresa de seguros por negar la cobertura de pago de realojes de lujo sustraídos desde el domicilio de un asegurado.
En fallo unánime (rol 50.037-2017) la Primera Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Patricio Valdés, Héctor Carreño, Guillermo Silva, Rosa María Maggi y Juan Eduardo Fuentes- confirmaron la sentencia que condenó a Compañía de Seguros Penta Security S.A. a pagar $ 16.660.407 (dieciséis millones seiscientos sesenta mil pesos) por daño patrimonial y $ 7.000.000 (siete millones de pesos) por daño moral a Gianangelo Tizzoni.
El hombre tenía contratado un seguro con la compañía por los bienes de su casa, sin embargo la empresa se negó a entregar cobertura a tres relojes marca Rolex que fueron sustraídos en un delito de robo con violencia de su casa.
La sentencia establece que se debe dar cobertura a los relojes de lujo sustraídos, ya que no se trata de joyas, las que se encontraban excluidas de la póliza contratada, sino de que aparatos que no cumplen sólo una función ornamental.
“Que, en atención a lo expuesto, lo que permite distinguir a una joya de otros elementos es su carácter netamente ornamental para quien lo utiliza, característica que no comparte un reloj. Si bien este tipo de instrumento puede servir en determinados casos de adorno a quien lo porta, su finalidad no está dada por su carácter ornamental, sino que a través de su uso el usuario persigue poder medir el tiempo. En consecuencia, el mayor valor de este tipo de objetos guarda relación con sus funciones, marca, antigüedad u otros factores que prescinden de los materiales que lo componen”, dice el fallo.
Agrega que: “como se ha venido analizando, en la especie el debate se circunscribe a las causales de exclusión de cobertura pactadas en la póliza, las que según la doctrina deben ser descriptivas, es decir, indicar claramente en qué supuestos no quedan comprendidos “ab initio” determinados riesgos. Al efecto, la exclusión alegada por la demandada no comprende las especies cuya indemnización persigue el actor a través de la presente acción, dado que lo expresamente estipulado por las partes sólo comprende a las joyas o bienes cuyo valor excede al de los materiales que los componen, en este último caso se incluye una lista de especies, ninguna de las cuales se asemeja a un reloj. Y, como ya se ha expuesto, el mayor valor de las especies reclamadas no está dado por el oro utilizado en su confección, sino por elementos externos, como su marca, funciones, características propias, etc., condiciones que no se encuentran descritas en las cláusulas de exclusión a las que se refiere la compañía aseguradora para negar su pago”

(Fuente: Poder Judicial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s