Corte de Santiago acoge recurso de protección y ordena cesar acoso telefónico por cobro de deuda inexistente

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de protección presentado en contra de la cooperativa del personal de la Universidad de Chile (Copeuch) por el acoso telefónico en que incurre al cobrar una deuda inexistente.

En fallo unánime (causa rol 31.188-2017), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Carlos Gajardo, Pedro Advis y la abogada (i) María Cecilia Ramírez– acogió la acción de protección presentada por Felipe Bravo Alliende, tras establecer el actuar arbitrario de la empresa financiera al insistir en cobrar al recurrente una deuda contraída por un tercero.

“Que, de los antecedentes acompañados en el recurso, y aquellos aportados por la recurrida, especialmente el informe de esta última en el que reconoce los hechos, valorados conforme a las reglas de la sana crítica, es posible establecer que efectivamente el recurrente recibió diversas llamadas en el periodo referido en su presentación, mediante las cuales se le cobraba una deuda que nunca contrajo, sino que correspondía al crédito de una tercera persona, a saber, la señora Ida Ramírez Henríquez, los que no cesaron a pesar de los reclamos presentados por éste”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que: “es posible señalar que COPEUCH ha incurrido en prácticas que constituyen actos arbitrarios e ilegales. En efecto, el cobro telefónico de una deuda de la cual el actor no es su titular, realizado en múltiples oportunidades, representa un procedimiento al margen de la ley, tanto porque a su respecto no se posee un derecho indubitado donde conste la acreencia de la recurrida, como asimismo, porque las gestiones de cobranza tienen contemplado un procedimiento extrajudicial y judicial que no se ha ejercido conforme a la ley, por lo que, indudablemente, el actuar de la recurrida se ha desviado del imperio del derecho, teniendo en cuenta la circunstancia que haya encargado el cobro a un tercero materializando así actos de autotutela o vías de hecho que afectan las garantías constitucionales que le asisten al recurrente, especialmente su integridad psíquica a consecuencia del hostigamiento que ha recibido. Conforme a lo dicho se trata de una actuación injustificada, caprichosa, carente de todo fundamento cuyo carácter no lo logra ser desvirtuado con las explicaciones vertidas por la recurrida en su informe”

Por lo tanto, concluye: “se acoge con costas, el recurso deducido por don Felipe Andrés Bravo Alliende en contra de COOPERATIVA DEL PERSONAL DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE LTDA (COPEUCH), debiendo la recurrida abstenerse de efectuar en lo sucesivo llamados telefónicos de cobro extrajudiciales al número telefónico del recurrente, por una presunta deuda que con ella no ha contraído, sea por si misma o por intermedio de sus gestores de cobranza”.

(Fuente: Poder Judicial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s