Proyecto establece escaños reservados para representantes de pueblos originarios

La moción de los senadores De Urresti, Muñoz, Navarro, Quintana y Quinteros expone que en consideración a que en Chile alrededor de un 11% de la población es de origen indígena, resulta ineludible establecer en las cámaras que componen las ramas del Congreso Nacional escaños reservados para representantes de los pueblos originarios que se encuentran reconocidos en la ley N° 19.253, que establece normas sobre protección, fomento y desarrollo de los indígenas y crea la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena.

Los autores aducen que la ley N°20.840, que sustituye el sistema electoral binominal por uno de carácter proporcional inclusivo y fortalece la representatividad del Congreso Nacional, modificó la estructura de ambas Cámaras, ampliando su número a 155 y 50 miembros respectivamente, empero sin considerar a representantes de pueblos indígenas, lo que no corrige la ausencia de este importante sector de nuestra población que constituye un 11,1% de la población sin ocupar asientos en el Congreso.

Luego, la moción indica que la relación adecuada entre el Estado de Chile y las comunidades indígenas aún es tarea inconclusa, a pesar de la dictación de la ley N°19.253, la que ha sido insuficiente y no ha permitido una inclusión óptima de los pueblos originarios. El aumento del número de parlamentarios permitirá que los representados tengan una relación más directa con sus representantes, lo cual, a su vez, facilita que las necesidades y opciones de tales ciudadanos se vean reflejadas de mejor manera en la discusión parlamentaria. Por otro lado, establecer un sistema de acción afirmativa como el caso de las mujeres, tratándose de los pueblos originarios, permite que quienes han sido discriminados hagan valer sus necesidades y opiniones en el diseño institucional del país, y resguarden los intereses de tales grupos. La razón de ésta afirmación, es que la competencia de los partidos otorgará mayor importancia a los votantes y a la relación dialéctica entre representante y representado, que puede ayudar a construir una sociedad más justa y democrática, además del acercamiento de los votantes a las instituciones, fortaleciendo lo que Tocqueville llamó el “espíritu democrático”.

En razón de lo expuesto, esta moción establece un sistema de escaños reservados, a objeto que un número de personas pertenecientes a los pueblos originarios reconocidos por la ley, acreditando su calidad de indígena (criterio adscriptivo) pueda participar en la elección parlamentaria.

Corresponde ahora que la iniciativa en primer trámite constitucional sea analizada por la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización del Senado.

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis aquí.

(Fuente: diario constitucional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s