Tribunal Oral de Punta Arenas absuelve a médico acusado por cuasidelito de homicidio y lesiones gravísimas en cirugías de alto riesgo

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal absolvió a un médico cirujano, sindicado por el Ministerio Público y querellantes como autor del cuasidelito de homicidio y del delito de lesiones graves gravísimas, supuestamente perpetrados en junio y julio de 2011, en el hospital Lautaro Navarro Avaría de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 8-2017), el tribunal –integrado por los jueces Julio Álvarez Toro (presidente), Luis Enrique Álvarez y José Octavio Flores (redactor)– absolvió a Berger Dempster tras establecer que las pacientes, al convenir con el acusado las cirugías que requerían por altísimo grado de obesidad, asumieron los riesgos, eventuales complicaciones y consecuencias que dichas intervenciones, de suyo complejas, conllevaban.

El Tribunal enfatiza que, en la especie, en relación a ambas pacientes, ellas convinieron con el acusado la realización de las intervenciones quirúrgicas, y se enteraron de sus riesgos y beneficios, y las máximas de la experiencia en la materia, indican que ante cirugías de esta envergadura, además existen alternativas de contraste, como buscar una segunda opinión profesional, y la amplia difusión de tales intervenciones que existe en Internet y redes sociales, de fácil acceso, por lo que resulta evidente, también que, amén de los beneficios que puede reportar una intervención quirúrgica, en la medicina, como en todo tipo de actos humanos, existen o se suscitan riesgos que son inherentes a los actos médicos. Así, tanto en una intervención quirúrgica, como en el post operatorio, se originar complicaciones, por múltiples causas, y no necesariamente provienen del facultativo tratante, pues también puede incidir el cuidado propio del paciente en el lapso de convalecencia o de recuperación de la intervención quirúrgica, y acatamiento de las indicaciones puntuales de alimentación, hidratación, y actividad física, por mencionar algunas. De manera que al convenir la realización de cirugías los pacientes, aunque sólo lo sea de manera consensual, también asumen los riesgos, y las consecuencias que eventualmente puedan derivarse de dichos actos médicos, establece el fallo.

Que en este escenario –continúa–, no cabe sino concluir que, no habiéndose podido superar el estándar de convicción de condena, previsto por el legislador, la única vía posible era absolver al imputado de la acusación por ambos hechos (…), toda vez que, reiteramos, por la insuficiencia de la prueba de cargo, no se logró desvirtuar la presunción de inocencia que ampara a aquel, prevista en el artículo 4° del Código Procesal Penal.

Por ello, concluye: que se absuelve al acusado de la acusación del Ministerio Público, a la que se adhirieron los Querellantes, en que se le sindicaba como autor de Cuasidelito de homicidio, y Cuasidelito de Lesiones Graves Gravísimas.

(Fuente: Poder Judicial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s