Corte de apelaciones de Santiago acoge recurso de protección en contra de Fonasa y Ministerio de salud y ordena otorgar tratamiento de reemplazo enzimático

La Corte de apelaciones de Santiago acogió  recursos de protección  interpuestos por  paciente con síndrome de Morquio en contra del  Fondo Nacional de Salud y del Ministerio de Salud por haberle negado cobertura de tratamiento con Vimizim.

El acto denunciado como “ilegal y arbitrario” corresponde a la negativa de las recurridas a la solicitud de otorgar la cobertura del tratamiento mediante el medicamento Vizimin, negativa que expresó Fonasa y que se deduce del Ministerio de Salud al no pronunciarse, por lo que la recurrente denuncia que se le privan, perturban y amenazan las garantías constitucionales protegidas en la Constitución Política de la República en su articulo 19, específicamente numerales 1 .sobre el derecho a la vida y 2. sobre igualdad ante la ley , ya que la falta de un tratamiento de esta especie acorta radicalmente la vida de este tipo de pacientes siendo este la única alternativa para mejorar su estado de salud.

La corte califica la decisión de Fonasa de excluir la cobertura para el tratamiento de reemplazo  enzimático  como “arbitraria e infractora del derecho a la igualdad “, ya que por medio de reasignaciones presupuestarias, el Fondo Nacional de Salud ha podido costear  a 27 pacientes que padecen de la enfermedad de Morquio, generando una “exclusión arbitraria”  a la recurrente, quien padeciendo  de la Enfermedad de Morquio merece sin distinción el mismo tratamiento, debiendo ser cubiertas sus necesidades por estar afiliada al Fondo Nacional de Salud.

En cuanto al Ministerio de salud la Corte señala que “este silencio prolongado en el tiempo no corresponde al desempeño racional esperable  de un órgano público que forma parte del Estado y por ende debe atender a la ejecución de las políticas publicas de salud, que como es sabido apuntan a proporcionar a los habitantes las necesarias prestaciones de salud”.

Dicho lo anterior, la Corte acoge el recurso de protección al “haberse infraccionado por las recurridas las garantías constitucionales invocadas en el recurso, esto es, derecho a la vida y a la salud, que debe entenderse comprensiva del derecho a la recuperación de la salud, y de igualdad o no discriminación invocados en el libelo pretensor, teniendo presente el articulo 20 de la Constitución de la República  y en consecuencia las recurridas Minsal y Fonasa deben otorgar  la cobertura permanente para la hospitalizacion y suministro del tratamiento  de reemplazo enzimático  denominado Vimizim requerido”.

Fuente (PJUD)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s