Corte Suprema rechaza recurso de casación y condena al Fisco a pagar indemnización a hermanos de víctima de Tsunami en Talcahuano

En fallo dividido la Corte Suprema rechazó recurso de casación y confirmó fallo que condenó al Fisco a pagar una indemnización de $40.000.000 (cuarenta millones de pesos) a los hermanos de quien murió el 27 de febrero de 2010, en la población Santa Clara de Talcahuano, producto del tsunami que asoló el sector. Estableciendo la falta de servicio del Estado al informar a la población el levantamiento de alerta de tsunami a los pocos minutos de producido un terremoto de 8,8 grados de magnitud.

El Fisco Interpuso recurso de casación de fondo  en primer término,  por  errada calificación de la falta de servicio, producto de una errónea interpretación, consecuente falsa aplicación y no aplicación a lo dispuesto en los artículos 4 y 42 de la Ley N°18.575 y artículos 44 inciso tercero, 1437, 1547, 2284, 2314 y 2329 inciso primero del Código Civil, por cuanto los hechos establecidos en la causa, fueron según, calificados erróneamente por los sentenciadores del fondo como falta de servicio. En segundo lugar, afirma el recurrente que la sentencia fue dictada en contravención a lo que disponen los artículos 45 del Código Civil y 4 y 42 de la Ley N°18.575, al excluir los efectos exculpatorios de responsabilidad propios de la fuerza mayor.

Deben distinguirse en el análisis efectuado por los sentenciadores dos momentos:

El primero de ellos, concierne a la ocurrencia del terremoto que, puede estimarse como un hecho imprevisible e irresistible, en cuanto a haber sido un episodio catastrófico que alteró las comunicaciones de los Órganos del Estado encargados de asumir la emergencia, sin entregar una coordinación acertada como se esperaría, de manera que se discute en cuanto a que tal fenómeno natural y sus consecuencias en tanto falta de servicio no puedan ser imputadas a la Administración.

El segundo momento que se distingue en la sentencia el constitutivo de la falta de servicio y por el cual se hace responsable al Estado, según el cual, se le reprocha haber provocado en los demandantes y su hermano fallecido una conducta equívoca, quienes se sintieron confiados de permanecer a buen resguardo en sus viviendas,, frente al llamado de la autoridad que exhortaba a la población a regresar a sus hogares, puesto que la ocurrencia de un tsunami había sido descartada por la Marina.

En el presente caso, fue la  falta de previsibilidad acerca de lo que sobrevendría luego de sucedido el terremoto que golpeó la VIII Región, lo que impide acoger la alegación que efectúa el Fisco, “puesto que si bien el fenómeno natural ocurrido, por su fuerza y efectos podría estimarse, prima facie, un evento imprevisto e irresistible, fue la misma autoridad la que asumió y previó un devenir de sucesos equívocos dando cuenta el Intendente en dos ocasiones que la población debía regresar a sus viviendas asegurando que nada más sobrevendría. Lo ocurrido obliga a considerar que el actuar de la Autoridad obedeció a un estimación que erradamente creyó previsible, con trágicos resultados para la ciudadanía al descartar toda consecuencia aún peor que el terremoto que acababa de desolar al país”, concluye el fallo.

Fuente (PJUD).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s