Corte Suprema rechazó recurso de unificación de jurisprudencia y reiteró que empleadores no pueden descontar de indemnización por años de servicios aportes al seguro de cesantía en caso de despido injustificado

La Corte Suprema rechazó el recurso de unificación de jurisprudencia deducido por la demandada en relación al fallo dictado por la Corte de Puerto Montt, confirmando la sentencia del Juzgado de Letras del Trabajo de Puerto Montt que  acogió la demanda de despido injustificado deducida por un trabajador en contra de su ex empleador, declarando que el despido fue improcedente.

La Sala señaló que respecto a la materia de derecho propuesta por la parte demandada es una cuestión respecto de la cual no existe en la actualidad diferentes interpretaciones que justifiquen unificar la jurisprudencia.

Agrega el fallo que la sentencia impugnada se ajusta al modo en que el asunto ha sido resuelto por la Corte en las causas ingreso N° 8.437-2017, entre otras, puesto que las invocadas por la recurrente para justificar las diferentes interpretaciones son de fecha anterior a las antes reseñadas, razón por la que  rechaza el recurso de unificación planteado, al no haberse incorporado nuevos antecedentes que obliguen a la Corte a variar la decisión, conforme fue desarrollado en los fallos anteriores.

Cabe señalar que respecto de la interpretación del artículo 13 de Ley Nº19.728 una condición sine qua non para que opere el descuento es que el contrato de trabajo haya terminado por las causales previstas en el artículo 161 del Código del Trabajo, de manera que la sentencia que declara injustificado el despido por necesidades de la empresa priva de base a la aplicación del inciso segundo del artículo 13 de la ley citada.

Asimismo, tanto la indemnización por años de servicio como la imputación de la parte del saldo de la cuenta individual por cesantía, constituyen un efecto que emana de la exoneración prevista en el artículo 161 del Código del Trabajo. En consecuencia, si el término del contrato por necesidades de la empresa fue considerado injustificado por el juez laboral, simplemente no se satisface la condición, en la medida que el despido no tuvo por fundamento una de las causales que prevé el artículo 13 de la Ley N° 19.728.

Para resolver la sala considera  el objetivo del legislador al establecer el inciso 2° del artículo 13 de la Ley N° 19.728, el cual es  favorecer al empleador en casos en que se ve enfrentado a problemas en relación con la subsistencia de la empresa, con una suerte de beneficio cuando debe responder de las indemnizaciones relativas al artículo 161 del Código del Trabajo. “Es así como, tratándose de una prerrogativa, debe ser considerada como una excepción, y por lo tanto, su aplicación debe hacerse en forma restrictiva, lo que lleva a concluir que sólo puede proceder cuando se configuran los presupuestos del artículo 161 mencionado, esto es, cuando el despido del trabajador se debe a necesidades de la empresa que hacen necesaria la separación de uno o más trabajadores, de manera que, cuando por sentencia judicial se ha declarado que tal despido carece de causa, no es posible que el empleador se vea beneficiado, siendo autorizado para imputar a la indemnización por años de servicio, lo aportado al seguro de cesantía”, concluye el fallo.

(Fuente Diario Constitucional)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s