Corte de Apelaciones de Santiago rechaza recurso de nulidad y confirma sentencia que condenó a subcontratista y multitienda por despido de trabajador.

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia impugnada, dictada por del Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, que condenó a la empresa H.S.A. y a la subcontratista S.C.S.C  Ltda. Por el despido injustificado de asistencia computacional.

El Primer Juzgado de Letras de Santiago, por sentencia, acogió la demanda interpuesta  en contra de  ex empleadora declarando que la demandada ha incumplido gravemente las obligaciones del contrato, condenandola a pagar las
prestaciones que señala, con costas, las que regula en $ 300.000. En contra de dicha sentencia la parte demandada subsidiaria dedujo recurso de nulidad invocando la causal del artículo 477 del Código del Trabajo, en relación con el artículo 183 A del mismo cuerpo legal. .

La sentencia señaló que los servicios prestados por la Sociedad Comercial no son esporádicos o aislados sino servicios prestados de manera continua en el tiempo. Expresa que la circunstancia de que los servicios no sean prestados en las dependencias de la Sociedad Comercial  no impide considerar la existencia de un régimen de subcontratación si se verifican todos y cada uno de los demás elementos. Cabe destacar la utilidad de los servicios prestados, esto es que además de ser continuos o remunerados, le hayan servido en sus propios procesos productivos, elementos todos ellos que se dan por acreditados por la declaración de los testigos de la propia demandada.

Se determina que existe un acuerdo entre la Sociedad y la emprea H.S.A demandada para realizar un proceso denominado bath de manera continua en instalaciones diversas de la propia demandada, pero para beneficiar equipos de su propiedad.

La sala establece que los hechos acreditados descritos y que se dan por sentados en el fallo, efectivamente corresponden al régimen de subcontratación, especialmente aquel referido a la utilidad de los servicios prestados en los procesos propios de la demandada H.S.A., por lo que el sentenciador ha hecho una correcta aplicación del artículo que se denuncia como infringido.

El fallo concluye que “existe un contrato de prestación de servicios permanentes, habituales y remunerados entre ambas demandadas, los cuales son prestados por la demandada principal, sin que sea relevante que estos se presten en locaciones de la propia contratista, los cuales resultan imprescindibles para llevar a cabo los procesos productivos propios del giro de la principal. Dichos servicios son prestados por cuenta y riesgo de la contratista con personal de su dependencia, entre los cuales se encontraba el actor”.

Fuente (Diario Constitucional).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s