Corte Suprema confirma sentencia que rechazó recurso de protección contra Banco Estado y ex candidato presidencial Alejandro Gullier

La Corte Suprema confirmó la sentencia de la Corte de Santiago, que rechazó la acción de protección deducida por un ex candidato a senador por la Región de Valparaíso contra el Banco del Estado y Alejandro Guillier, ex candidato presidencial, debido a que dicho Banco le otorgó un crédito por 1.000 millones de pesos al candidato recurrido, en circunstancias que la misma entidad le exigió mayores cauciones para poder otorgarle al recurrente un crédito por 100 millones de pesos.

El recurrente estima que se vulneraría la igualdad ante la ley y la no discriminación arbitraria del estado en materia económica, pues el banco recurrido lo discriminó arbitrariamente al exigirle garantías personales para tener acceso a un crédito por 100 millones de pesos, en circunstancias que al candidato presidencial recurrido le otorgó un crédito por 1.000 millones de pesos sin exigirle garantías personales ni reales para lo cual el Banco le habría exigido únicamente como garantía el reembolso por el número de votos obtenidos, según determinación del Servicio Electoral con posterioridad a las Elecciones Presidenciales, vulnerando las garantías  constitucionales consagradas en el numerando Nº 2, 22 y 26 del artículo 19 de la Carta Fundamental. Destaca que en un principio la institución financiera se negó a otorgar créditos a los candidatos de acuerdo a la norma prevista en el artículo 60 de la Carta Fundamental, que establece la pérdida del cargo de parlamentario para quien mantuviere créditos con el Estado o sus organismos; sin embargo, el Servicio Electoral interpretó esta norma excluyendo a este tipo de créditos, considerando que los bancos privados de la plaza no concederían préstamos para candidatos, sino únicamente préstamos de consumo.

BancoEstado explica que el recurrente se presentó  con la finalidad de que se le otorgara un crédito por cien millones de pesos, oportunidad en la cual le fue solicitado completara ciertos formularios  y acompañar documento que se le exigen a cualquier persona, solicitud que no fue completada y   no presentó todos los documentos requeridos de modo que el Banco no se pronunció sobre la solicitud de crédito. Argumenta que el recurso de protección no es el medio idóneo para resolver el asunto, por cuanto el derecho cuya protección se pretende no tiene el carácter de indubitado, por el contrario las vías judiciales no se han agotado, puesto que frente a la negativa del crédito puede acudir a los procedimientos contemplados en la Ley del Consumidor. Como tercera defensa arguye que el numerando 26 del artículo 19 de la Carta Fundamental no está contemplado en la enumeración taxativa que realiza el artículo 19 del texto Constitucional, motivo por el cual procede su rechazo, con costas.

La Corte señaló que Guillier   carece de legitimidad pasiva en relación a los hechos que se denuncian ya que no tuvo ninguna intervención en decisión financiera que se cuestiona siendo el banco recurrido quien asume el riesgo conforme a las normas de la Ley sobre transparencia, limite y control del gasto electoral. Agrega que la solicitud de crédito presentada por el recurrente no fue objeto de evaluación por falta de antecedentes concretos por lo que no estuvo en situación de desigualdad en relación al candidato presidencial que sí se convirtió en deudor de la entidad crediticia. En estas condiciones, procedió el rechazo de la acción intentada, toda vez que el BancoEstado no ha emitido acto alguno que implique la negativa injustificada y arbitraria de conceder al recurrente un crédito, toda vez que ha sido el actuar del recurrente lo que impidió a la recurrida pronunciarse al respecto, “sin que pueda apreciarse tampoco alguna omisión que importe afectación a las garantías constitucionales que el recurrente
estima conculcadas, pues no asiste al recurrente derecho indubitado alguno que deba ser amparado por esta vía extraordinaria”.

Por otro lado establece que esta acción constitucional no es la forma idónea para subsanar la supuesta arbitrariedad planteada, que como se ha indicado no es tal, “pues mediante el ejercicio de este recurso no es posible compeler al Banco del Estado a otorgar un crédito a una persona determinada, por cuanto existen normas que regulan la actividad crediticia y la actividad de la entidad financiera, las que suponen la celebración de un
contrato cuyo contenido no puede fijarse mediante el recurso intentado”.

Concluye el fallo que  “la acción que se revisa  ha perdido toda oportunidad, pues el proceso eleccionario se verificó el 19 de noviembre pasado, de suerte que no se observa qué medida de resguardo podría este tribunal adoptar en tanto se perseguía que el BancoEstado otorgara al candidato recurrente, en igualdad de condiciones con el señor Guillier, un crédito para el financiamiento de su campaña senatorial, lo que a esta fecha se torna imposible. Además, de la página del Servicio Electoral consta que el recurrente participó como candidato a Senador por Valparaíso obteniendo solo el 0,18% del total de los votos emitidos, sin resultar electo. Por estas consideraciones y lo dispuesto en el Auto Acordado sobre Tramitación y Fallo del Recurso de Protección de Garantías Constitucionales, se rechazó el recurso de protección interpuesto, sin costas”.

Fuente Diario Constitucional.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s