Corte Suprema acoge recurso de casación y rechaza reclamación contra multa aplicada por SEREMI de salud a empresa por responsabilidad en accidente laboral

La Corte Suprema acogió el recurso de casación en el fondo deducido en contra de la sentencia dictada por la Corte de Chillán, que revocó la decisión del Primer Juzgado Civil de Chillán y acogió la reclamación deducida por empresa  en contra de la resolución  dictada por la SEREMI de Salud VIII Región del Bío-Bío, Delegación Provincial de Ñuble, que desechó el recurso de reposición deducido por la actora en contra de la Resolución Sanitaria N° 3325 de 26 de mayo del año 2015, que le aplicó una sanción de esa clase ascendente a 100 Unidades Tributarias Mensuales.

El fallo señala que al decidir los sentenciadores han cometido el error de derecho que se denuncia respecto del artículo 171 del Código Sanitario, ya que para adoptar la decisión de revocar el fallo apelado los magistrados de la Corte de Chillán acudieron exclusivamente a la prueba producida en sede judicial. “Así, pese a lo establecido en el artículo 171 del Código Sanitario, los falladores de segunda instancia deciden revocar la sentencia impugnada basados, exclusivamente, en prueba rendida ante los tribunales, soslayando por completo aquella presentada en el procedimiento administrativo previo, vale decir, ignorando de manera cabal no sólo el mérito, sino que la propia existencia del sumario sanitario, en cuanto elemento probatorio”.

La Corte indica que los jueces de segunda instancia hicieron caso omiso del sumario sanitario y centraron su análisis y sus disquisiciones, exclusivamente, en la prueba rendida en sede judicial   de manera tal que aplicaron erróneamente la norma que rige la situación en examen y conforme a cuyo tenor se hallaban obligados a considerar toda la prueba rendida, tanto en sede judicial cuanto administrativa.

“Este error de derecho ha influido substancialmente en lo dispositivo del fallo, desde que, en su mérito, los magistrados de segunda instancia acogieron la reclamación deducida en autos, no obstante que se encontraba debidamente acreditada la infracción, así como la responsabilidad de la infractora. En efecto, los hechos que se han tenido por demostrados, conforme a los cuales el accidente laboral ocurrido el día 23 de enero de 2015 en dependencias de la actora supuso para un trabajador de la misma la amputación del pulpejo del dedo medio de su mano izquierda, demuestran, más allá de toda duda y por su propia naturaleza y carácter, que las medidas de seguridad adoptadas por la reclamante no eran idóneas con el objeto de precaver la ocurrencia de accidentes como el que es materia de estos autos. En consecuencia, es posible aseverar que de no haber incurrido los sentenciadores en el yerro anotado, habrían desechado la reclamación, atentos a lo dispuesto en el artículo 171 del Código Sanitario”, concluye el fallo. Por todo lo anterior se rechazó el recurso de casación en el fondo deducido, se invalidó la sentencia impugnada y se dictó sentencia de reemplazo, separadamente y sin nueva vista, se confirmó la sentencia de primer grado y se rechazó la reclamación intentada.

Fuente Diario Constitucional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s