Corte Constitucional de Colombia reglamenta la eutanasia para niños y adolescentes

La eutanasia o muerte asistida está despenalizada desde 1997 mediante una sentencia de la Corte colombiana que establece que “el derecho a vivir en forma digna implica también el derecho a morir dignamente”. Esto quedo por
por más de una década en suspenso hasta que un nuevo fallo del alto Tribunal lo retomó en el 2014, lo que obligó al Ministerio de Salud a reglamentar la eutanasia al año siguiente.

El año pasado la Magistratura colombiana ordenó al Gobierno “hacer efectivo el derecho a morir con dignidad de los niños, las niñas y los adolescentes”, es por ello que el Ministerio de Salud de Colombia expidió recientemente, una resolución por la que regula la eutanasia en niños y adolescentes, tal y como había ordenado la Corte Constitucional ya que hasta 2015 solo se había reglamentado la eutanasia para adultos.

Colombia se considera como el único país de América Latina con un procedimiento para practicar la eutanasia en adultos  y ahora el tercero en el mundo después de Holanda y Bélgica que regula dicha práctica entre pacientes menores de edad que se rehúsen a padecer los sufrimientos de una enfermedad terminal.

Esta resolución establece situaciones particulares en distintos rangos de edad, bajo la condición de que la enfermedad sea terminal y el sufrimiento constante, insoportable y no pueda ser aliviado.  Además sostiene que se requiere el consentimiento inequívoco del paciente, y es a partir de los 12 años cuando “el concepto de muerte se consolida como irreversible, universal e inexorable”. También indica que los menores de 6 años quedan excluidos, así como aquellos con discapacidades mentales o trastornos psiquiátricos “que alteren la competencia para entender, razonar y emitir un juicio reflexivo”. Asimismo, establece que entre los 6 y los 12, solo se podrá practicar en casos excepcionales, mientras entre 12 y 14 prevalece la autonomía del menor, pero será obligatoria la concurrencia de los padres. Y a partir de los 14, solo contará la voluntad del adolescente.

La eutanasia no se podrá aplicar en recién nacidos, así como no rige para quienes padezcan de discapacidades intelectuales, estados alterados de la conciencia o trastornos psiquiátricos. Si un niño entre seis y 12 años de edad quiere acceder a la eutanasia, se debe demostrar que cuenta con el “desarrollo neurocognitivo y psicológico” suficiente para “tomar una decisión libre, voluntaria, informada e inequívoca”, afirmó el ministro de salud. En este caso, los padres del menor deben estar presentes en el momento de la solicitud. Caso contrario con los adolescentes entre 14 y 17 años, para los que no es obligatorio que sus progenitores concurran al momento de hacer la solicitud.

De acuerdo con la resolución, los menores que tienen derecho a la eutanasia son aquellos con “condiciones limitantes para la vida”, en las cuales “no hay esperanza razonable de cura”. Por su parte los hospitales deberán conformar un comité multidisciplinario para garantizar que se cumplan todas las condiciones.

Fuente Diario Constitucional.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s