Corte de Apelaciones acoge recurso de nulidad y absolvió a acusado por conducción de vehículo en estado de ebriedad

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de nulidad deducido y decretó la absolución del acusado por conducción de vehículo en estado de ebriedad, por no acreditarse en la especie la conducta típica sancionada, tras establecer que al momento de la detención, el recurrente dormía al interior del vehículo, el cual se encontraba detenido.

Se dedujo recurso de nulidad contra la sentencia definitiva dictada por el Juez de Garantía del Séptimo Juzgado de Santiago, que condenó al imputado como autor del delito de conducir vehículo motorizado en estado de ebriedad a la pena de 61 días de presidio menor en su grado mínimo y accesorias legales, sobre la base de la causal del artículo 273 letra b) del Código Procesal Penal a la pena. Alega que la causal numerada lo es en relación al artículo 385 del citado cuerpo legal en tanto se ha concretado una errada aplicación del derecho que ha influido en lo dispositivo de lo conclusivo. El Juez de Garantía alude a que el imputado habría llegado al lugar de su detención conduciendo el vehículo. De allí que lo concluido por el Tribunal resulta contrario a la norma del artículo 110 citado, precisando que se ha eliminado lo dispuesto en el artículo 121 inciso cuarto de la Ley N°17.105.

La corte indicó que los hechos, las evidencias y la propia declaración del imputado, son consideradas claves en términos de consagrar que no se encontraba conduciendo el vehículo al momento de su detención; más
aún, el propio Ministerio Público presenta como testigo de cargo al funcionario policial aprehensor quien explica que el vehículo estaba detenido y el imputado se encontraba durmiendo al momento de su detención en asiento frente al volante. De allí que cobra fuerza y vigor legal, el artículo 115 A de la Ley N°18.290 en términos que el verbo rector de la ebriedad de conducción de vehículo se consagra en el hecho de estar conduciendo, lo que evidentemente no sucede ni se ha logrado probar en absoluto con las evidencias aportadas a la respectiva audiencia de juicio oral.

“Lo demás anunciado por el Juzgador en el motivo cuarto de la sentencia en términos de haber llegado al lugar donde se detiene al imputado, resulta inconducente para la consagración de la figura típica. Es el error jurídico de la sentencia”, agrega el fallo.

El fallo concluyó con la falta de tipicidad de la figura penal esgrimida por el Ministerio Público y declara la no responsabilidad del imputado y de acuerdo a los dispuesto en el artículo 385 del Código Procesal Penal absolvió al imputado.

Fuente: PJUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s