Corte de Apelaciones declara parcialmente nulo permiso de edificación en Ñuñoa

La Corte de Apelaciones de Santiago declaró parcialmente nulo permiso de edificación en la comuna de Ñuñoa, tras establecer que se otorgó con diversas irregularidades, las que fueron detectadas por la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Vivienda, pero no por la Dirección de Obras Municipales, acogiendo el reclamo presentado por vecinos de la zona.

Los vecinos de la  comuna de Ñuñoa dedujeron reclamo de ilegalidad en contra de la Dirección de Obras Municipalesde (DOM) de la comuna por considerar ilegal el Permiso de Edificación Nº 37 de 16 de febrero de 2016, relativo a un proyecto ubicado en Avda. Ossa y emplazado en la zona Z-2B del Plano Regulador Comunal de Ñuñoa. Previa a la presente reclamación dedujeron reclamo de ilegalidad ante el Alcalde, el que fue rechazado por Decreto Nº 651 de 9 mayo de 2016.  Denunciaron que no es facultad del DOM interpretar la normativa urbanística sino aplicarla, correspondiendo al Seremi de Vivienda y Urbanismo dicha interpretación, de modo que al hacerlo por el DOM se infringen los Arts. 6º y 7º de la Constitución Política de la República.  Denuncian como ilegal el plan por estimar que infringe el Art. 18 del Plan Regulador Comunal.

La Municipalidad reclamada pide su rechazo planteando la improcedencia del reclamo, señalando que la presente no es la vía para discutir la legalidad de un permiso de edificación, desde que el Art 12 LGUC dispone que el reclamo de los actos de DOM debe presentarse ante el Seremi de Vivienda y Urbanismo.

La Corte señaló que no es efectivo lo sostenido por la municipalidad en cuanto a que la vía apta para resolver la cuestión planteada sea un juicio ordinario de lato conocimiento, como quiera que existe un procedimiento especialmente previsto en la ley para atacar los actos u omisiones de las municipalidades o sus funcionarios cuando se estimen ilegales y que tampoco es efectivo que los actos de los Directores de Obras necesariamente deben impugnarse a través del reclamo que prevé el Art. 12 de la Ley general de Urbanismo y Construcciones, ante la Secretaría Regional correspondiente del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, toda vez que los afectados puedan
optar por una u otra vía, y en todo caso la intervención de este último órgano es facultativa y no obligatoria, al emplear la norma citada las expresiones  “podrá resolver las reclamaciones interpuestas en contra las resoluciones dictadas por los Directores de Obras”.

El fallo sostuvo que de acuerdo a los antecedentes se constituyen indicios graves que permiten establecer que al otorgarse el permiso de edificación impugnado se incurrió en las ilegalidades indicadas “tanto más cuanto que ellos fueron constatados por el organismo (Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo) que conforme al Art. 4° de la Ley General de Urbanismo y Construcción le corresponde “supervigilar las disposiciones legales, reglamentarias, administrativas y técnicas sobre construcción y urbanizació”  y sin que la reclamada hubiese rendido probanza alguna en el proceso tendiente a desvirtuar los hechos denunciados y constatados por el antes citado órgano”.

Agrega que conforme a lo dispuesto en el artículo 116 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, el Director de Obras Municipales debe verificar el apego a las exigencias urbanísticas consagradas en dicha ley, en su ordenanza general y en los instrumentos de planificación territorial respectivos, al aprobar los anteproyectos de edificación y las autorizaciones para construir. En especial señala  los incisos quinto y sexto de dicha disposición, en relación con su inciso séptimo, donde se preceptúa lo siguiente: “El Director de Obras Municipales concederá el permiso o la autorización requerida si, de acuerdo con los antecedentes acompañados, los proyectos cumplen con las normas urbanísticas, previo pago de los derechos que procedan, sin perjuicio de las facilidades de pago contempladas en el artículo 128. Se entenderá por normas urbanísticas aquellas contenidas en esta ley, en su Ordenanza General y en los instrumentos de planificación territorial que afecten a edificaciones, subdivisiones, fusiones, loteos o urbanizaciones, en lo relativo a los usos de suelo, cesiones, sistemas de agrupamiento, coeficientes de constructibilidad, coeficientes de ocupación de suelo o de los pisos superiores, superficie predial mínima, alturas máximas de edificación, adosamientos, distanciamientos, antejardines, ochavos y rasantes, densidades máximas, estacionamientos, franjas afectas a declaratoria de utilidad pública áreas de riesgo o de protección”.

Concluye que  al autorizar el anteproyecto  referido, el Director de Obras de Ñuñoa no dio cumplimiento a dichos deberes legales, al aprobar un proyecto de edificación sin ajustarse al instrumento de planificación territorial, como se ha expuesto en los considerandos.  Por lo tanto se declaró ha lugar el reclamo de ilegalidad deducido, en contra del Permiso de Edificación, autorizado por la Dirección de Obras de la Municipalidad de Ñuñoa, sólo en cuanto se fundamenta en las infracciones a los Arts. 11 y 26 del Plan Regulador Comunal de Ñuñoa, en relación con los Arts. 2.1.1, 2.6.11 y 2.6.3 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, el que en consecuencia se declara parcialmente nulo.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s