Aprueban en general proyecto que privilegia la disposición de aguas servidas tratadas para usos en actividades agrícolas y mineras

El proyecto que se encuentra en primer tramite constitucional, la Sala de la Cámara de Diputados analizó el proyecto que modifica la ley General de Servicios Sanitarios, en el sentido de privilegiar la disposición de aguas servidas tratadas, para usos en actividades agrícolas y mineras.

La idea principal del proyecto es establecer por ley que el uso o destino de las aguas tratadas puedan aportarse a los procesos de riego o de operaciones mineras, a fin de optimizar el recurso hídrico como ya mencionáramos, privilegiando el uso de este tipo de aguas para dichos efectos en vez de agua potable para el consumo humano.

Actualmente el uso de las aguas tratadas depende del proceso tecnológico que se haya aplicado y si se trata de un cuerpo receptor natural o artificial. Dentro de los artificiales se encuentran los canales de regadío. Si una empresa concesionaria quisiera destinar el agua tratada a actividades de regadío debiera en principio contar con la autorización de las asociaciones de canales de regadío involucradas, con anterioridad a la obtención de la concesión misma, pues el decreto que otorga la concesión debe indicar el cuerpo receptor y el punto de descarga de las aguas.

Mediante el presente proyecto se pretende que la propia ley general de servicios sanitarios establezca que las concesionarias privilegien el destino de las aguas tratadas a los cuerpos receptores artificiales para, por ejemplo, desarrollar actividades de riego.

El texto, que retornó a la Comisión de RR.HH., añade que la disposición de este tipo de aguas se materializará mediante un convenio entre el peticionario y las organizaciones, instituciones o empresas beneficiarias, el que deberá presentarse junto con los demás antecedentes requeridos al momento de la solicitud de concesión. Este convenio deberá respetar y armonizarse con criterios de interés público y priorización de funciones y usos de los recursos hídricos que establezca la legislación en materia de aguas.

De este modo, la iniciativa pretende que la propia ley general de servicios sanitarios establezca que las concesionarias privilegien el destino de las aguas tratadas a los cuerpos receptores artificiales para, por ejemplo, desarrollar actividades de riego.

En el debate en Sala, donde el proyecto fue aprobado en general (97 votos a favor, 17 en contra y 35 abstenciones), los parlamentarios plantearon distintas posturas frente a la iniciativa, las que fueron traducidas en indicaciones en la línea de que este recurso también pueda ser ocupado para regar áreas verdes, parques o centros deportivos públicos, admitidos por el instrumento de planificación territorial aplicable o en su caso, por el proyecto de urbanización.

Consultar boletín  N° 9779 aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s