Corte Suprema rechaza recurso de casación contra sentencia que condenó a Municipalidad por ser propietaria de vehículo que causó accidente de tránsito

En fallo unánime, la Corte Suprema rechazó el recurso de casación en el fondo deducido por la parte demandada contra interpuesto por la demandada en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones de Valparaíso que revocó la de primera instancia y, en su lugar, acogió la demanda de indemnización de perjuicios deducida en contra de la
entidad edilicia por la responsabilidad que le asiste en su condición de propietaria del vehículo que causó el accidente de tránsito  el 23 de febrero de 2011.

La demandada sustentó el recurso en la infracción de las normas de los artículos 22, 1608, 1610, 1511, 1514, 1522, 2314, 2317 del Código Civil, en relación al artículo 169 (hoy 174) de la Ley 18.290, por haber soslayado los jueces el aspecto relativo a los efectos que la misma ley ha otorgado a la solidaridad,  en tanto que la sentencia recurrida sólo ha determinado la responsabilidad civil de su parte y no la del autor del ilícito, quien no ha sido demandado en autos.

La Corte estableció que  siendo aplicable  la norma especial que regula el régimen de solidaridad a que está
afecto el dueño del vehículo, esto es, el artículo 174  de la Ley N° 18.290, no son concernientes a los fines de este conflicto las normas de los artículos 2314, 2316 y 2317 del Código Civil.  Por su parte el texto del artículo 2329 es aplicable para los fines de la comprensión y extensión del daño causado que resulte ser indemnizable en cada caso. Del mismo modo, las disposiciones de los artículos 1608 y 1610 N° 3 citadas también como vulneradas en el recurso, escapan a la discusión central formulada en los escritos de discusión, al tiempo que la inteligencia y cabal aplicación de las mismas corresponde que sean dilucidadas, entre los codeudores solidarios.

En consecuencia y en lo que concierne estrictamente a los términos en que se ha formulado el recurso, se concluyó que al decidir los jueces,  determinando que los actores han podido legítimamente enderezar la acción sólo en contra de uno de los codeudores solidarios –la Municipalidad de Algarrobo- no han incurrido en los yerros de derecho que se les atribuye, sino que, por el contrario, dieron correcta aplicación a las normas relativas a la resolución de la
controversia, razón por la que el recurso se desestima por adolecer de manifiesta falta de fundamento.

Fuente: Diario Constitucional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s