Comisión de Presupuestos conoce versiones sobre gastos comprometidos

Abierta quedó la discusión al interior de la Comisión Especial Mixta de Presupuestos, luego que sus integrantes escucharan a los titulares de Hacienda de la actual administración, y la pasada, quienes enfrentaron posiciones respecto a una serie de gastos que no estarían considerados en el erario en curso y que sería fundamental solventar.
Los legisladores escucharon las versiones del Ministro de Hacienda, Felipe Larraín; y el director de Presupuestos, Rodrigo Cerda. Luego fue el turno de los ex secretarios de Estado, Nicolás Eyzaguirre y Rodrigo Vergara; y el ex director de Presupuestos, Sergio Granados.
El presidente de la Comisión, el senador Juan Pablo Letelier comentó que “resulta fundamental conocer la información que manejan las actuales y pasadas autoridades porque por los medios, se dio a entender que no existen dineros para cancelar tales gastos”.
El legislador informó que el titular de Hacienda será invitado a la Comisión para entregar mayores detalles de esta controversia, luego que por razones de tiempo, los legisladores no pudieron intervenir.
En simple, Larraín planteó que existen mayores gastos que no estaban provisionados en el actual presupuesto. A la vez, garantizó que la cartera buscará la forma de cancelar cada peso comprometido, pero insistió en que “era necesario transparentar este escenario”.
Por su parte, las autoridades de la presidenta Bachelet, cuestionaron la metodología utilizada para llegar a dichos cálculos, poniendo énfasis en que todos los años existen dificultades presupuestarias propias de cada ejercicio. Eso sí, coincidieron en calificar como grave el financiamiento del Ministerio de Salud.

MAYORES GASTOS
El ministro de Hacienda, Felipe Larraín explicó que la semana pasada, expusieron sobre el mismo tema en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados. “Hoy traemos más antecedentes. Hemos hablado de mayores gastos y gastos comprometidos. Hay un aumento del déficit fiscal del 2013 en adelante. La principal razón fue el aumento del gasto del 2014-5 y el balance estructural se deterioró hasta niveles del 2% del PIB, el 2017”.
Respecto a las presiones de gasto sin financiamiento, la autoridad declaró que provienen de tres fuentes: “se trata del arrastre de gastos no devengados del 2017; la sobre ejecución de algunas partidas, sobre todo salud (250 millones de dólares a marzo de 2018) –a nivel general hablamos de más de mil 200 millones de dólares-; y proyectos de ley cuyos fondos no han sido provisionados”.
“Por trasparencia debemos dar a conocer esta situación pensando en el compromiso fiscal que adoptamos. Estamos hablando de mayores gastos que no tienen financiamiento y el grueso de estos corresponde a salud. Hay que transparentar los números y luego actuar. Eso no quiere decir no vayamos a proteger el balance estructural, reducir el déficit efectivo y estabilizar la deuda pública”, hizo ver el ministro Larraín complementando estas acciones con la difusión del instructivo de austeridad.

TRANSPARENTAR INFORMACIÓN
Por su parte, Rodrigo Cerda comentó que en junio se da a conocer el informe de evaluación de gestión, pero prefirieron adelantar esta información pensando en las decisiones económicas que se deben adoptar ahora y que se relacionan con la meta fiscal. “Para este año hay gastos de mil quinientos millones de dólares adicionales a los ya considerados. Esto es recurrente en los últimos erarios”, recordó.
“Los gastos comprometidos incluyen distintas obligaciones como son las asignaciones familiares y otros beneficios, los gastos operaciones del sector público, la aplicación de políticas vigentes, y los mensajes presentados al Congreso Nacional, entre otros”, explicó respondiendo a las dudas metodológicas que se han planteado en la prensa.
Asimismo aclaró que el erario 2018 corresponde a 73 mil millones de dólares a lo que debe sumarse el programa financiero y los gastos adicionales que se han abordado. “El sobre gasto en salud ha sido creciente en los últimos años. La deuda hospitalaria de los primeros tres meses es altísima y todo indica que crecerá en el resto del año. De todas formas queramos garantizar que sí estarán los dineros para responder ante estos compromisos”, aseguró.

“TEST DE ESTRÉS”
El ex ministro Nicolás Eyzaguirre explicó que su presencia en la sesión responde a una invitación que le hizo la Comisión. “Nos parece irregular que a un mes de iniciado el gobierno, se haga lo que se hacía en junio o julio. No se ha hablado de ahorros potenciales ni sub-ejecución, lo que también debe considerarse. Hay evidente que hay partidas que ha habido dificultad para resolverlas. Hay presiones al alza y a la baja también. Esto es un test de estrés y no una línea base de proyección”, describió asegurando que la intención es degradar la administración anterior.
“El tema de salud es recurrente desde el 2010. Llama la atención que el presupuesto real del ministerio ha crecido en 72% y el gasto ejecutado ha crecido en 72,6%. Conforme se hacen esfuerzos por incrementar los recursos, el gasto sube de igual forma, así nunca se cierra la brecha. Esto requiere una discusión de fondo. El sobre-gasto no corresponde, estamos de acuerdo y hay que buscar una forma para resolverlo. Siempre los Servicios de Salud siempre encuentra prestadores que les hacen prestaciones a crédito”, relató.

El economista valoró que el Ministerio de Hacienda de a conocer esta situación, pero cuestionó la sobre-valoración de la situación. “Cuando se tiene 72 mil millones de dólares de presupuesto, ver partidas sobre–ejecutadas, es normal. Es la tarea de esa cartera buscar los equilibrios y encontrar dineros para solventar esos problemas”.

“¿QUÉ PASA CON LA METODOLOGÍA DE LOS DATOS?”
El ex ministro Vergara se refirió a los cuestionamientos a la metodología en la presión de gasto y si son estos cálculos son gastos comprometidos o presiones de gasto comprometidos. “En cada ítem se mostraron números pero no sabemos la metodología que hay detrás. Por ejemplo, respecto de planes de empleo o catástrofes. Se necesitan saber también las desviaciones a la baja de algunas partidas y las sub-ejecuciones presupuestarias que se hicieron”, insistió.
“En el caso de salud, tratamos de solucionar el problema del sobre gasto. La complejidad y tamaño de los hospitales que se construyeron, sufrieron por esto porque no había espacio fiscal para acomodar ambas cosas. Lo que importa es el neto y no las cifras brutas”, hizo ver.
Reconoció que en su gestión se intentó resolver el sobre gasto en salud. “No es llegar y decir ‘¡saquen esta persona porque sobre-ejecutó!’. No es un problema de poner más plata. El problema es que este sector no se ajusta al presupuesto que se le asigna”, mencionó.
Sergio Granados observó que “la ejecución del erario es un 25% el primer trimestre, lo que indica que a esta fecha va en línea con lo aprobado. Lo que puede suceder es que se tenga una diferencia entre lo devengado y el gasto que están haciendo los servicios de salud. Esto no quiere decir que no hay un sobre-gasto. Hay que gestionar esto”.

(Fuente: senado)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s