Corte de Apelaciones rechaza reclamos de ilegalidad contra la municipalidad por concesión de espacios publicitarios

En fallo unánime, la Octava Sala del tribunal de alzada  rechazó el reclamo de ilegalidad presentado por empresa en contra de la Municipalidad de Lo Barnechea por decreto alcaldicio que adjudicó  a G.M. S.A.70 espacios públicos para fines publicitarios en la comuna. En cuanto al fondo lo que se resuelve es si el permiso otorgado por la reclamada es precario.

El fallo menciona el artículo 36 de la Ley 18.695, en sus incisos primero y segundo: ‘Los bienes municipales o nacionales de uso público, incluido el subsuelo, que administre la municipalidad, podrán ser objeto de concesiones y permisos. Los permisos serán esencialmente precarios y podrán ser modificados o dejados sin efecto, sin derecho a indemnización”. Dicho esto, se estableció que de la lectura del Decreto impugnado, a la luz de la normativa indicada, se concluye que la municipalidad reclamada no ha otorgado más de lo permitido para este tipo de vinculación. En efecto, no nacen derechos para G.M. S.A., solo se autoriza un uso y goce preferente, pero la municipalidad está facultada para ponerle término al contrato, en cualquier tiempo y sin derecho a indemnización, sin perjuicio que el aviso de término debe darse con treinta días de anticipación.

La Corte señala, que si bien el recurrente procedió a realizar una oferta, esta no fue aceptada por la parte reclamada, de modo que no se formó el consentimiento, ni nació derecho alguno para el primero, como tampoco dio origen a un procedimiento administrativo como lo alega el recurrente, en atención a la naturaleza del permiso que se ha venido analizando. Agrega que estos permisos precarios responden a una decisión de autoridad, quien actúa en un plano de preeminencia, estableciendo condiciones y se rige por el derecho público, razón por la cual, resulta improcedente la
aplicación de la normativa relativa a las concesiones.  Finalmente menciona que el decreto si está debidamente fundado ya que contiene los argumentos de hecho y derecho, al citar normas jurídicas que le otorgan las facultades al alcalde para dictarlo, fijándose los términos en que la autorización de permiso precario se hace a G.M. S.A., cumpliéndose los requisitos que prescribe la Ley 19.880.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s