Corte Suprema acoge recurso de protección contra la Suseso y el Compin y ordena pago de licencias médicas

La Corte Suprema acogió recurso de protección presentado en contra de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) y la Comisión de Medica Preventiva e Invalidez (Compin) de Aconcagua por rechazar licencias médicas de afiliada a la isapre Cruz Blanca, estableciendo el actuar arbitrario de las recurridas, al rechazar el pago de licencias presentadas.

El fallo señala que el actuar de las recurridas no se ajustó a la normativa que regula la materia tanto por no explicitar las razones que motivaron sus decisiones como al no ejecutar aquellas medidas expresamente contempladas por la ley, tales como exámenes, atenciones médicas, informes de los médicos tratantes, entre otros, a efectos de determinar la condición de salud del recurrente.  Es por ello que tanto la ausencia de justificación como la circunstancia de no haber sometido al recurrente a nuevos exámenes, controles o una evaluación clínica por los órganos administrativos correspondientes, son elementos que debieron haberse desarrollado con mayor rigurosidad antes de ser resuelto el asunto en materia administrativa, diligencias necesarias a fin de objetivar el diagnóstico y no dejarlo entregado a la simple discreción de las respectivas autoridades recurridas, con el consecuente no pago de las licencias médicas respectivas

Es por ello que la Corte considera como arbitrario el rechazar un permiso médico concedido por facultativos sin ningún antecedente adicional proporcionado por las autoridades recurridas, simplemente sobre la base de la ponderación de los elementos tenidos a la vista, sin un elemento de juicio complementario de contraste, para así esclarecer frente al paciente y terceros interesados cualquier duda, en particular, sometiéndolo a evaluaciones médicas adicionales. Agrega que en tales casos, con consecuencias tan definitivas para las personas, es preciso exigir un mínimo de diligencia a la autoridad en quien pesa su actuar de oficio y respeto por los principios de no discriminación, objetividad y exhaustividad en su proceder.

Asimismo indica que el rechazo de las licencias médicas que se alega por la recurrente, importa de parte de la autoridad el ejercicio de una facultad de forma meramente potestativa, con desconocimiento de la certeza y seguridad jurídica que a los ciudadanos se les debe al ejercer sus facultades, en especial, si como en esta materia se ven involucradas garantías especialmente  protegidas por el constituyente, como la vida y la salud de las personas.

Por todo lo anterior, se revoca la sentencia apelada  y en su lugar se declara que se acoge el recurso de protección debiendo las recurridas dejar sin efecto las resoluciones que confirman el rechazo de las licencias médicas impugnadas en este recurso y en su lugar deben dictar los actos administrativos correspondientes a efecto de autorizar y disponer el pago de las licencias médicas.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s