Cámara baja aprueba proyecto que regula uso medicinal de productos derivados del cannabis

Tras un intenso debate  que se prolongó por dos jornadas,    la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado el proyecto que regula el uso medicinal del cannabis (boletín 11327), el día miércoles 16 de mayo.

La iniciativa del proyecto de ley responde a un antiguo anhelo de múltiples organizaciones civiles, que han sostenido que  en nuestro país existe un gran número de pacientes que luego de llevar tratamientos farmacológicos tradicionales han optado por la utilización de cannabis a través de sus derivados, lo que les ha permitido sobrellevar distintas enfermedades como por ejemplo quienes padecen epilepsia refractaria, esclerosis múltiple, cáncer, glaucoma, esclerosis múltiple, fibromialgia, dolor crónico entre otras patologías.

En términos generales, los adherentes al proyecto reafirmaron la necesidad de avanzar en la materia y de dar respuesta a un importante número de personas que requieren de los derivados de la cannabis para sus tratamientos médicos y que suelen ser objeto de una persecución policial por no entenderse sus autoculivos como un asunto de índole medicinal, sino más bien relacionado a las acciones que se sancionan en la Ley de Drogas.

Por otra parte, los detractores de la iniciativa se manifestaron principalmente preocupados por temas como la fiscalización de estas autorizaciones, por evitar la publicidad de productos derivados de la cannabis y por obligar a la instalación de advertencias en los envases de los productos sobre los daños que eventualmente se pueden producir por el consumo abusivo de la cannabis.

En concreto el proyecto de ley aprobado por la cámara de diputados propone:

“ Artículo único.-   Incorpórase en el Código Sanitario el siguiente artículo 98 bis:

“Artículo 98 bis.- Tratándose de la fabricación de productos derivados de especies, subespecies y variedades del género cannabis, destinados a la atención de un tratamiento médico, deberán ser prescritas por un médico cirujano tratante, mediante la correspondiente receta extendida de acuerdo a lo dispuesto en la ley y en el reglamento. Esta prescripción médica deberá indicar además el diagnóstico de la enfermedad, su correspondiente tratamiento y la forma de administración del cannabis, que en ningún caso podrá ser mediante combustión.

La receta a que hace referencia el inciso precedente constituirá autorización suficiente para lo dispuesto en el artículo 8 de la ley N° 20.000 cuando especifique la dosis necesaria, el tiempo de duración del tratamiento, y corresponda a alguna de las enfermedades susceptibles de ser tratadas mediante estos productos.

Corresponderá al médico tratante fundamentar en su diagnóstico la pertinencia del tratamiento indicado en la receta médica.

Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 95 de este Código, no se considerarán como falsificados los productos naturales derivados de cannabis, siempre que su uso sea prescrito con fines medicinales.”.”.

Consultar boletín N° 11327 aquí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s