Comisión de Defensa de la cámara baja despachó a sala proyecto que prohíbe uso de globos de papel elevados por fuego

En condiciones de ser visto por la Sala, luego que la Comisión de Defensa diera su aprobación, quedó el proyecto  que prohíbe el uso de los llamados “globos de los deseos”, es decir, los globos elaborados con papel que son elevados por medio del uso de fuego.

La iniciativa prohíbe la fabricación, venta, comercialización, expendio, entrega y/o suministro de globos aerostáticos, así como su utilización, encendido, manipulación y liberación, en recintos abiertos como cerrados, ya sean públicos o privados. Los infractores a esta prohibición podrán ser objeto de multas a beneficio municipal.

En la última sesión, el grupo parlamentario discutió la redacción final sobre la base del texto propuesto por los autores, un articulado más completo sugerido por la Secretaría de la Comisión y una indicación sustitutiva planteada por el diputado Osvaldo Urrutia.

El proyecto saliente comprende cinco artículos que abordan el objeto de la presente ley; una definición de lo que se entiende por globo aerostático o “globo de los deseos”; la prohibición propiamente tal; la fiscalización que deberán realizar los municipios; y el marco de competencias y de sanciones.

En lo principal, la iniciativa “prohíbe la fabricación, venta, comercialización, expendio, entrega y/o suministro, cualquiera sea su modalidad, a título gratuito u oneroso de globos aerostáticos. Así como su utilización, encendido, manipulación, liberación, en recintos abiertos como cerrados, ya sean públicos o privados”.

Las infracciones serán sancionadas con multa de 10 a 30 unidades tributarias mensuales a beneficio municipal, sin perjuicio de la facultad del juez para decretar, en caso de reincidencia, la clausura, hasta por 30 días, del establecimiento industrial, artesanal, comercial o importador en que se hubiere vulnerado la norma.

En el caso que la infracción consista en la fabricación de estos elementos, la sanción será multa de 15 a 55 unidades tributarias mensuales y la clausura del establecimiento por 90 días. En caso de reincidencia, se sancionará con la clausura definitiva.

Si el sentenciado no tuviere bienes para satisfacer la multa, el tribunal deberá imponer, por vía de sustitución, la pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad, previo acuerdo del condenado. De no existir dicho acuerdo, el tribunal impondrá la pena de reclusión, en los términos del artículo 49 del Código Penal.

El juez deberá decretar, en todo caso, el comiso de las especies incautadas, las que serán puestas a disposición de la autoridad competente, para los fines que esta estime pertinentes.

Consultar boletín N° 11558 aquí.

(Fuente: cámara)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s