Juzgado del Trabajo acoge demanda por tutela de derechos por razones políticas

En días recientes, el Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel acogió la denuncia por procedimiento de Tutela de derechos laborales interpuesta por un profesor en contra de un municipio por existir indicios suficientes de ser despedido por razones políticas, luego que la demandada no diera justificación de su desvinculación, expresando en la comunicación de despido déficit presupuestario, sin hacerse cargo de lo expresado por el actor en tanto a haber pedido permiso sin goce de remuneraciones para trabajar en la campaña de uno de los candidatos a alcalde que no fue electo, y en una oportunidad  que fue a ver al demandante al comando y pasó por el lugar la actual alcaldesa, quien en esa época era concejal, manifestándole al demandante que cuando ella fuese alcaldesa lo despediría.

Consulte fallo analizado por Microjuris a continuación

Voces: LABORAL – PROCEDIMIENTO DE TUTELA LABORAL – MUNICIPALIDADES – DISCRIMINACIÓN – AFILIACIÓN POLÍTICA – CADUCIDAD DEL PROCESO LABORAL – FINIQUITO – DEMANDA ACOGIDA

Partes: xxxx c/ Ilustre Municipalidad de La Pintana s/ Discriminación política – Vulneración de derechos

Tribunal: Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel

Producto: Municipalidades – Microjuris – Laboral

Existen indicios de que el actor fue despedido por razones políticas, toda vez que participó activamente en la campaña del alcalde que no fue electo, y que en una oportunidad, la actual alcaldesa, en ese momento concejala, le señaló que cuando saliera electa lo despediría. En este sentido, la demandada no fue capaz de probar la justificación sostenida en la carta de despido.

Doctrina:

1.- Corresponde acoger la acción de tutela por vulneración de derechos fundamentales. Esto, dado que existen indicios de que el despido del actor fue objeto de discriminación por razones políticas, pues se determina que el demandante pidió un permiso sin goce de remuneraciones para trabajar en la campaña de uno de los candidatos a alcalde que no fue electo, existiendo una ocasión, durante la campaña para las elecciones, en que fue a ver al demandante al comando y pasó por el lugar la actual alcaldesa, quien en esa época era concejal, manifestándole al demandante que cuando ella fuese alcaldesa lo despediría. Así, la demandada al no rendir probanzas suficientes en orden a acreditar la concurrencia y veracidad de los hechos fundantes de la causal de despido invocada al actor, esto es, las necesidades de la empresa, por el supuesto déficit que existía en el departamento de educación, más aún si el actor se encontraba contratado con cargo a los fondos provenientes de la ley SEP, no cabe sino concluir que su desvinculación se debió a una discriminación política en su contra

2.- Corresponde rechazar la acción indemnizatoria por daño moral, ya que el demandante al plantear su pretensión se limita a señalar que a raíz de los hechos materia de la causa se le generaron problemas para dormir, dolores de cabeza, desmotivación por el trabajo y licencia médica por principio de depresión sin embargo ninguna probanza incorporó en orden a acreditar sus dichos y, consecuentemente, el daño moral que alega, lo que evidencia la falta de seriedad en su pretensión.

3.- Corresponde acoger parcialmente la excepción de finiquito, sólo respecto de la acción subsidiaria de despido injustificado, pero no de la acción de tutela de derechos fundamentales. Esto, dado que las partes suscribieron un finiquito de contrato de trabajo, en el que consta que se le pagó al actor el feriado legal y proporcional, como asimismo la indemnización sustitutiva del aviso previo e indemnización por años de servicio, y en el que el demandante efectuó reserva de acciones de tutela laboral. De manera que la acción de despido injustificado no se encuentra bajo reserva de acciones.

4.- El artículo 489 del Código del Trabajo establece que cuando la vulneración de derechos se hubiere producido con ocasión del despido en el caso que se acoja la demanda, el juez ordenará el pago de la indemnización sustitutiva del aviso previo e indemnización por años de servicio, con el correspondiente recargo legal, sin perjuicio de la indemnización adicional establecida en la misma norma legal. De lo anterior resulta inconcuso que cuando se acoge la demanda de tutela laboral, condenándose la empleadora al pago de las indemnizaciones señaladas en el párrafo precedente, ello no emana de la declaración de despido injustificado, sino que se trata de prestaciones que tienen su fuente y emanan de la acción de tutela laboral acogida y cuyo pago debe ser ordenado en la sentencia, atendido el carácter de imperativo de la norma en análisis.

5.- Corresponde rechazar la excepción de caducidad. Esto, pues aunque el actor accionó en la presente causa con una diferencia de más de tres meses, lo cierto es que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 489 inciso 2° del Código del Trabajo, el plazo se suspende en la forma referida en el artículo 168 del mismo cuerpo legal, esto es durante la tramitación el respectivo reclamo ante la Inspección del Trabajo, de manera que la acción no fue interpuesta fuera del plazo. Además debe tenerse presente que los hechos aludidos por el actor en su demanda y que habrían tenido lugar durante el transcurso de la relación laboral dicen relación con actos de vulneración que en definitiva culminaron con la desvinculación del demandante, por lo que no corresponde contar el plazo desde antes.

6.- Si bien el actor al señalar los fundamentos fácticos de su pretensión narra en forma vaga e imprecisa una serie de hechos que habrían tenido lugar durante la vigencia del vínculo laboral, sin señalar la fecha exacta en que estos habrían acontecido, por lo demás, del análisis conjunto de los mismos, estos impresionan más bien como el preámbulo del despido de que fue objeto, hecho este que de acuerdo a la narración que el actor efectúa en su demanda constituye el real fundamento de su acción, no obstante la confusión en que incurre al plantear su pretensión. En consecuencia, y teniéndose además presente las prestaciones que se pretenden en esta causa, resulta inconcuso que la acción entablada en este juicio es la del artículo 489 del Código del Trabajo, esto es, aquella que se otorga al trabajador que ha sufrido una vulneración de sus derechos fundamentales con ocasión del despido.

Consulte texto completo de la sentencia a continuación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s