Juzgado Civil de Santiago condena a supermercado a pagar indemnización por robo de vehículo en estacionamiento

El Décimo Quinto Juzgado Civil de Santiago estableció la responsabilidad de supermercado por el robo del automóvil, por lo que acogió la demanda deducida, ordenando a la empresa pagar la suma única de $129.067 (ciento veintinueve mil sesenta y siete pesos), debido a que en la especie, entre otros, “es posible concluir que existen seguros comprometidos”.

El fallo establece que la demandada infringió la obligación y/o deber de vigilancia y seguridad de los vehículos que ocupan los estacionamientos ubicados en las dependencias del supermercado Express de calle San Pablo 2398, comuna de Santiago. Por tanto, corresponde determinar si dentro de las obligaciones de la demandada se encuentra la de vigilar y resguardar la seguridad de los estacionamientos.

Asimismo menciona la Ordenanza General de la Ley General de Urbanismo y Construcción la cual impone a la demandada la obligación de cumplir con determinadas condiciones urbanísticas en atención del uso y del desarrollo de actividades del establecimiento, entre ellos, el contar con estacionamientos para el uso del público de conformidad a lo dispuesto en el artículo 2.4.1 y siguientes. Por lo tanto, a pesar de tratarse de estacionamientos gratuitos, constituyen parte del servicio que entrega la empresa.

En este contexto, la resolución señala que el principal objetivo de un estacionamiento gratuito es atraer clientes y con ello que estos adquieran finalmente los bienes y servicios que constituyen el giro principal del supermercado, la venta de bienes, fomentando que el público concurra a dichos lugares en razón de la comodidad ofrecida, en desmedro de aquellos que no los tengan. Además dichas instalaciones forman parte de la estructura del supermercado entendiéndose como un todo de tal manera que debe considerarse dentro de la esfera de protección de la demandada, debiendo esta, en consecuencia, velar por la vigilancia y seguridad del estacionamiento.

Concluye el juzgado, que el robo del vehículo se debió a la falta de diligencia en el deber de cuidado de vigilancia y seguridad que le correspondía a la demandada, constituyendo un ilícito que ha generado un daño que debe ser indemnizado de conformidad a lo que establece el artículo 2329 del Código Civil.

Fuente: PJUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s