Corte Suprema rechaza recurso de casación y ordena al fisco indemnizar a compañía de seguros por inundación de Ministerio

En fallo unánime (causa rol 38.036-2017), la Tercera Sala del máximo tribunal, rechazo recurso de casación en la forma y confirmó la sentencia impugnada que condenó al Estado de Chile a pagar una indemnización de 3.965,13 UF (tres mil novecientos sesenta y cinco coma trece unidades de fomento) a compañía chilena de seguros , tras establecer la responsabilidad del Estado por su actuar negligente que propició la inundación originada por la mala instalación de una cañería.

El fallo señala que los jueces de segundo grado revocaron el fallo del a quo y, en su lugar, decidieron acoger la demanda, fundados en que todos los elementos que configuran la responsabilidad extracontractual han sido demostrados en autos, pues la demandada incurrió en un accionar negligente que causó daños a la demandante, pese a que se encontraba en la obligación jurídica de realizar las conductas necesarias para evitar dicho resultado dañoso, en virtud de los deberes contractuales que libremente asumió. Asimismo tuvieron presente, en cuanto a la determinación del monto de la indemnización, que deben estar a lo que en su oportunidad pagó la aseguradora demandante al asegurado en cuyos derechos se subrogó al ejercer la acción en examen, esto es, la suma equivalente a 3.965,13 Unidades de Fomento.

Agrega que la actora comprobó la concurrencia de todas las exigencias previstas en la ley para hacer efectiva la responsabilidad del demandado. Así, se demostró que el rompimiento del dispositivo cuya falla originó el siniestro materia de autos obedeció a que tal implemento -y otros de la misma clase- se hallaban erróneamente instalados, sin que el personal encargado de su mantención contara con las competencias técnicas necesarias para ello. Asimismo, quedó establecido que el Ministerio de Energía, en cuanto arrendatario de la propiedad en que se produjo el desperfecto que originó el siniestro, se hallaba obligado a mantener el inmueble en perfecto estado y a realizar cuanto fuere necesario para su conservación, de modo que eran de su cargo todos los gastos de mantenimiento y conservación, así como las reparaciones locativas y no locativas y las mejoras necesarias, útiles o voluptuarias que se debieran realizar en el mismo.

Por todo lo anterior se concluye que los falladores dejaron expresamente consignado en la sentencia impugnada que en la especie concurren todos los elementos que configuran la responsabilidad extracontractual, puesto que el demandado incurrió en un accionar negligente que causó daños a la demandante, a lo que añadieron que el primero se hallaba en la obligación de realizar las conductas necesarias para evitar dicho resultado dañoso, en virtud de los deberes contractuales que previamente había asumido, en su calidad de arrendatario del inmueble en el que ocurrieron los hechos de que se trata. De esta manera  los jueces del mérito resolvieron acertadamente el asunto sometido a su conocimiento, toda vez que la actora rindió prueba bastante para demostrar que en la especie, efectivamente, concurren todas las exigencias establecidas en la ley para estimar configurada la responsabilidad del demandado.

Fuente: Pjud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s