Corte Suprema rechaza recurso de nulidad y confirma condena por tráfico de drogas en Viña del Mar

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal del país, rechazó el recurso de nulidad deducido en contra de la sentencia que condenó a 5 años y un día de presidio al recurrente, en calidad de autor del delito de tráfico de estupefacientes, ilícito perpetrado en Viña del Mar, en agosto del año pasado, descartando actuar arbitrario o ilegal del personal de Carabineros que realizó un control de identidad que derivó en la detención del condenado.

La defensa dedujo recurso de nulidad en relación con lo preceptuado en los artículos 5º Inciso 2º y 19 N°3 y 7 de la Constitución, 8.2 letra g) y 11 N°2 de la Convención Americana de Derechos Humanos, 14.3 letra g) y 17 del Pacto Interamericano de Derechos Civiles y Políticos y 83, 84 y 85 del Código Procesal Penal, denunciado vulnerado el debido Proceso y el derecho a la libertad ambulatoria, al haberse efectuado un control de identidad fuera de los requisitos establecidos en la ley.

El fallo establece como hecho que los funcionarios de Carabineros efectuando patrullajes en el sector Miraflores, Viña del Mar, -por tratarse de una zona conflictiva,  se enmarca en la función de prevención de la comisión de delitos en resguardo del orden público-, observaron a dos sujetos caminando por la vía pública, uno de los cuales encendía un cigarro artesanal, indicio que los policías ponderaron, en el caso concreto, para realizar un control de identidad en los términos del artículo 85 del Código Procesal Penal. Al acercarse, por el olor establecieron que se trataba de marihuana, le efectúan un registro y encuentran en su poder $72.000. y tres celulares. Al haber sorprendido a uno de los sujetos en la comisión de una falta flagrante, también fiscalizaron a su acompañante quien no portaba cédula de identidad, al revisar su mochila, se le encontró pasta base de cocaína, por lo que al  encontrarse el acusado en situación de flagrancia conforme el artículo 130 del Código Procesal Penal, la policía pudo detenerlo, sin orden previa.

Por lo anterior se considera que este caso  justificaba controlar la identidad del imputado, por concurrir las circunstancias objetivas contempladas en el artículo 85 del Código Procesal Penal, que permiten descartar la arbitrariedad, abuso o sesgo en el actuar policial, objetivo principal al demandarse por la ley la concurrencia de determinados presupuestos para llevar a cabo el control de identidad. De esta manera, queda desprovista de sustento la impugnación que descansa en el cuestionamiento de la legalidad del control de identidad practicada al acusado, al resultar suficientemente justificado el proceder policial sobre la base de los elementos ponderados en su conjunto, por lo que no se conculcaron las garantías consagradas en los números 3° inciso sexto y 7° del artículo 19 de la Carta Fundamental, al ceñirse los funcionarios policiales a la normativa legal que los rige.

En conclusión, la actuación policial se ha llevado a cabo al amparo del marco de la legalidad, y por ello no han sido infringidas las garantías
constitucionales del debido proceso y la libertad personal en perjuicio del acusado, ya que las pruebas obtenidas en tales actuaciones dieron cuenta de la comisión de un hecho ilícito, las que han podido ser válidamente incorporadas en juicio y valoradas positivamente por los sentenciadores para fundar la decisión de condena, lo que lleva al rechazo del recurso.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s