Gobierno ingresa proyecto que Modifica la ley N° 18.290, para sancionar la organización y participación en carreras no autorizadas de vehículos

Enfrentar el fenómeno de las carreras de vehículos motorizados no autorizadas en el país es el objetivo del proyecto (boletín 12065) de ley ingresado esta semana a trámite legislativo a la Cámara de Diputados por el Ejecutivo.

La propuesta contempla una modificación a la Ley de Tránsito, para incorporar sanciones a lo que, en su tenor, define como carreras no autorizadas. Para ello, a través de un artículo único, propone la creación de dos artículos nuevos en dicho cuerpo legal, que contienen tanto tipos penales como normas procesales.

Según se explicita en el mensaje presidencial, en la redacción de la iniciativa se tuvo en consideración diversas iniciativas legislativas que se encuentran actualmente en tramitación en el Congreso Nacional.

Más en concreto, el proyecto crea el concepto de “carrera no autorizada”, que constituye el núcleo fáctico de la conducta prohibida. Para su definición se considera: que no se tuviese el permiso correspondiente de la autoridad competente; que importe la conducción de a lo menos un vehículo motorizado; y que sean realizadas contra otros vehículos, contra reloj o cualquier otro dispositivo para medir el tiempo, para medir velocidades máximas o hasta llegar o pasar un punto, meta o destino determinado.

“De esta forma, se entrega al Sistema de Justicia Penal un elemento normativo relevante que permite distinguir las carreras no autorizadas de otras posibles formas de infracción a las normas del tránsito asociadas a una conducción imprudente, en atención al especial injusto que deviene de la participación en carreras no autorizadas”, se detalla.

Además, la iniciativa crea una figura base y otras calificadas con una agravación gradual de la pena, dependiendo de la concurrencia de resultados lesivos o dañinos que devengan de la realización de la conducta típica.

La sanción a estos delitos importará penas de presidio, multa y suspensión de la licencia de conducir o, en los casos más graves, la inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica y el comiso. En todo, no obstará la pena de comiso a los derechos que puedan ejercer terceros de conformidad a las normas generales del Código Procesal Penal.

Luego, se define una sanción penal para quien organice carreras no autorizadas, que conlleva pena de presidio menor en su grado medio (541 días a tres años) y multa de ocho a veinte UTM. Asimismo, se determina una agravante en caso que el autor o un tercero perciban un beneficio económico por la realización de la conducta.

A seguir, el proyecto configura un nuevo tipo de circunstancia atenuante de responsabilidad penal: la colaboración relevante para quien aporte información valiosa para el esclarecimiento de la participación responsable de quienes organicen o conduzcan en carreras no autorizadas. En virtud de aquella, el juez podrá rebajar la pena en un grado, lo que se deberá efectuar con posterioridad a la aplicación de las demás circunstancias modificatorias de responsabilidad penal.

En concreto el proyecto de ley, ingresado con fecha 5 de septiembre es el siguiente:

“Artículo Único.- Incorpóranse al DFL N° 1, de 2009, del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley 18.290, de Tránsito, los siguientes artículos 197 ter y 197 quáter nuevos:

“Artículo 197 ter.- El que condujere un vehículo motorizado participando en carreras no autorizadas será sancionado con la pena de presidio menor en su grado mínimo y multa de dos a diez unidades tributarias mensuales, además de la suspensión de la licencia para conducir vehículos motorizados por el término de un año, ya sea que no se ocasione daño alguno, o que con ello se causen daños materiales o lesiones leves. Se reputarán leves, para estos efectos, todas las lesiones que produzcan al ofendido enfermedad o incapacidad por un tiempo no mayor de siete días.

Si, a consecuencia de esta conducción, se causaren lesiones menos graves o graves, se impondrá la pena de presidio menor en su grado medio y multa de cuatro a doce unidades tributarias mensuales, además de la suspensión de la licencia de conducir por el término de dos años, en el primer caso y de cinco, en el segundo.

Si se causare alguna de las lesiones indicadas en el número 1º del artículo 397 del Código Penal o la muerte de alguna persona, se impondrán las penas de presidio menor en su grado máximo, en el primer caso, y de presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo, en el último. En ambos casos, se aplicarán también las penas de multa de ocho a veinte unidades tributarias mensuales, de inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica y el comiso del vehículo con que se ha cometido el delito, sin perjuicio de los derechos del tercero propietario, que podrá hacer valer conforme a las reglas generales del Código Procesal Penal.

Al autor de los delitos previstos en los incisos primero y segundo se impondrá, asimismo la pena de comiso del vehículo motorizado, si éste hubiere sido condenado anteriormente al menos dos veces por cualquiera de los delitos previstos en este artículo, salvo que a la fecha de su comisión hubieren trascurrido los plazos establecidos en el artículo 104 del Código Penal respecto del hecho que motiva la última condena.

El que organizare carreras no autorizadas, será sancionado con la pena de presidio menor en su grado medio y multa de ocho a veinte unidades tributarias mensuales. Si con ocasión o por motivo de la comisión de la conducta señalada en este inciso se obtuviera algún beneficio económico para sí o para un tercero, se aplicará la pena de presidio menor en su grado máximo y multa de veinte unidades tributarias mensuales.

Para los efectos de este artículo se entenderá por carreras no autorizadas aquellas que se realizan en vehículos motorizados, en cualquiera de los lugares señalados en el artículo 1° y sin el permiso correspondiente por parte de la autoridad competente, contra otros vehículos, contra reloj o cualquier otro dispositivo para medir el tiempo, para medir velocidades máximas o hasta llegar o pasar un punto, meta o destino determinado.

Serán aplicables a los delitos previstos en el inciso quinto de este artículo las técnicas especiales de investigación, previstas en el artículo 226 bis del Código Procesal Penal.

Artículo 197 quáter.- Se considerará como circunstancia atenuante especial de la responsabilidad penal para los delitos previstos en el artículo anterior, la colaboración relevante en el esclarecimiento de la participación responsable de quienes organicen, participen en la organización o conduzcan vehículos motorizados en carreras no autorizadas, pudiendo rebajarse la pena en un grado. Para tener por configurada esta circunstancia atenuante, el juez deberá corroborar la colaboración relevante con otros antecedentes de la causa penal.

La rebaja del grado deberá ser efectuada con posterioridad al cálculo de otras circunstancias atenuantes o agravantes de responsabilidad criminal.”.”.

Consultar boletín N° 12.065-15 aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s