Amnistía: Tribunal israelí aprueba un crimen de guerra al fallar a favor de demoler el poblado de Khan al Ahmar

Luego de que el Tribunal Supremo israelí, aprobará la demolición de  Khan al Ahmar y rechazara las apelaciones de los redifentes de este poblado, el director de la Oficina de Amnistía Internacional en Jerusalén, declaró que con esta sentencia, el Tribunal Supremo ha confirmado un patrón de complicidad en el delito de traslado forzoso de comunidades palestinas para la expansión de asentamientos exclusivamente judíos.

Añade que el tribunal no sólo ha negado por completo a los apelantes la protección que les brinda el Derecho Internacional Humanitario, sino que además ha validado las políticas discriminatorias de las autoridades israelíes. Así, arguye que si la comunidad internacional no emprende de inmediato las acciones necesarias para impedir que se cometa este delito, miles de palestinos y palestinas más que viven en los alrededores de Jerusalén y el valle del Jordán se enfrentarán a un riesgo inminente de desplazamiento forzado.

Amnistía comenta que Khan al Ahmar está situado al este de Jerusalén, cerca de los asentamientos israelíes ilegales de Maale Adumim y Kfar Adumim. El traslado, por parte de Israel, de ciudadanos suyos para que vivan en estos asentamientos, junto con otros más de 200, viola el derecho internacional y es un crimen de guerra.

Asimismo señala que Khan al Ahmar es una de las 46 comunidades palestinas de Cisjordania central que Israel quiere desplazar a la fuerza para dejar sitio a asentamientos ilegales exclusivamente judíos. El 24 de mayo, el Tribunal Supremo de Israel falló a favor de demoler el poblado. El 4 de julio, el ejército israelí intentó desalojar por la fuerza a los residentes de Khan al Ahmar, y los atacó violentamente a ellos y a activistas que estaban allí en solidaridad. Esto impulsó nuevas acciones judiciales de la comunidad, con la esperanza de proteger su poblado.

En los últimos 10 años, más de 25 hogares de Khan al Ahmar han sido demolidos por las autoridades israelíes. El poblado cuenta con más de 160 estructuras, entre ellas una escuela, una mezquita y una clínica, construidas en su mayoría con chapa metálica y madera.

Por último, Amnistía manifiesta que el traslado forzoso de personas bajo ocupación constituye una infracción grave del Convenio IV de Ginebra. La deportación o el traslado de toda o parte de la población del territorio ocupado dentro o fuera de dicho territorio constituye un crimen de guerra en virtud del artículo 8 del Estatuto de Roma.

Fuente: Diario Constitucional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s