Corte de Apelaciones rechaza recursos de nulidad y confirma condena de banco por despido de ejecutivas

En fallo unánime (causa rol 1.181-2018), la Duodécima Sala del tribunal de alzada, rechazó recursos de nulidad y  confirmó la sentencia que acogió demanda por despido injustificado de cuatro ejecutivas del área de negocios hipotecarios del banco.

El fallo señala que de lo  concluido por el  sentenciador del tribunal laboral , se desprende que, para declarar injustificado el despido de las actoras, se basó en lo exigido por el artículo 161 del Código del Trabajo, en cuanto a que las necesidades de la empresa que llevaron a la separación de los trabajadores demandantes, fueron, entre otros, motivada principalmente por situaciones derivadas de la economía, y además, que la tarea de las demandantes era también efectuada por el ejecutivo de plataforma o sucursal y que la medida afectó a todos los trabajadores de esa área a lo largo del país en que fue suprimida junto al supervisor respectivo, antecedentes que por sí solos se estimaron por el tribunal insuficientes para concluir objetivamente en que se encuentra justificada dicha desvinculación.

Además, considera que la norma del caso exige que esta sea necesaria e incluso forzosa o que haga inevitable la separación de uno o más trabajadores  y que tampoco aparece acreditado en autos que hayan influido para el despido circunstancias económicas, como bajas en la productividad o el cambio en las condiciones de mercado o que el estado financiero de la empleadora ameritare el despido de los trabajadores demandantes.

Concluye que tampoco es efectivo que en el fallo impugnado se haya reconocido que se han establecidos los hechos de la carta de despido (como refiere el recurrente), ya que solo se señala que en parte se encuentran acreditados (refiriendo a que la empleadora eliminó el área del banco donde se desempeñaban), por lo que la interpretación de la norma laboral en referencia (artículo 161 del Código del Trabajo), efectuada por el sentenciador, ha estado en lo correcto al estimar que no existen justificantes objetivas y suficientes para la desvinculación de las actoras y por ello, al declarar el tribunal de la causa injustificado el despido de los demandantes, no ha existido la infracción prevista en la letra c) del artículo 478 del Código del Trabajo invocada como causal de nulidad por la recurrente.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s