Aprobado: Reglamento para ejercer la objeción de conciencia en cuanto a la interrupción voluntaria del embarazo

Según Decreto Nº 67 publicado en el Diario Oficial de fecha 23 de octubre de 2018 se aprobó el reglamento para ejercer la objeción de conciencia según lo dispuesto en el artículo 119 ter del Código Sanitario, el cual establece que “El médico cirujano requerido para interrumpir el embarazo por alguna de las causales descritas en el inciso primero del artículo 119 podrá abstenerse de realizarlo cuando hubiese manifestado su objeción de conciencia al director del establecimiento de salud, en forma escrita y previa. De este mismo derecho gozará el resto del personal al que corresponda desarrollar sus funciones al interior del pabellón quirúrgico durante la intervención”.

Cabe destacar que a principios de mayo del presente año, la Contraloría General de República, determinó en su dictamen N° 11.781, que el protocolo de objeción de conciencia, publicado mediante la resolución exenta N° 432, del Ministerio de Salud, que aprobó el protocolo para la manifestación de objeción de conciencia según lo dispuesto en el artículo 119 ter del Código Sanitario y dejó sin efecto resolución N° 61 exenta, no se ajustaba a derecho, señalando que la autoridad administrativa incurrió en una serie de irregularidades, afectando la naturaleza jurídica del protocolo. Asimismo  señaló que los establecimientos públicos de salud, y las instituciones privadas que hayan suscrito un convenio con el estado para la ejecución de acciones de salud  no pueden invocar la objeción de conciencia.

Contenido del Reglamento:

El presente reglamento señala que la manifestación de objeción de conciencia personal y la objeción de
conciencia invocada por una institución son independientes entre sí.

1.Objeción de conciencia invocada por personas naturales:

Podrán ser objetores de conciencia el médico cirujano requerido para interrumpir el embarazo por alguna de las causales descritas en el inciso primero del artículo 119 del Código Sanitario y el resto del personal al que corresponda desarrollar sus funciones al interior del pabellón quirúrgico durante la intervención.

La objeción de conciencia  debe manifestarse al director del establecimiento de salud, en forma escrita y previa a la recepción de una solicitud de interrupción voluntaria del embarazo. Se realizará a través de un formulario tipo aprobado por resolución del Ministro de Salud.

Dicha objeción no procede respecto de actos de información, diagnóstico, toma e informe de exámenes, reasignación, derivación, así como tampoco respecto de los demás actos de preparación o cuidados posteriores al procedimiento de interrupción del embarazo, sea que estos últimos se requieran regularmente en el procedimiento, o bien, su necesidad de entregarlos surja de complicaciones en la condición de salud de la mujer.

No podrá discriminarse arbitrariamente a ninguna persona que haya manifestado su condición de objetor de conciencia o se haya abstenido de hacerlo. Tampoco se podrán imponer exigencias o consecuencias, ni generar ninguna clase de incentivos que busquen alterar la condición de objetor o no objetor de conciencia.

2. Objeción de conciencia invocada por instituciones:

Los establecimientos públicos de salud no podrán invocar objeción de conciencia, ni los establecimientos privados de salud, que hayan suscrito convenios regidos por las disposiciones del decreto con fuerza de ley Nº 36, de 1980, del Ministerio de Salud.

Para poder hacer efectiva la objeción de conciencia institucional, el establecimiento de salud deberá manifestarla por escrito al secretario regional ministerial de salud correspondiente, de conformidad a este Reglamento.

La manifestación deberá presentarse en todas las secretarías regionales ministeriales de salud donde la persona jurídica tenga establecimientos o sedes comprendidos en la objeción de conciencia. Se realizará en un formulario tipo único para todos los establecimientos.

La objeción de conciencia regirá a partir de la total tramitación del acto administrativo que la reconoce. Asimismo la secretaría regional ministerial de salud correspondiente, tendrá un plazo máximo de 10 días hábiles para pronunciarse sobre la manifestación de objeción de conciencia institucional.

Tanto la institcuión como la persona natural que haya manifestado su objeción de conciencia podrá retractarse y dejarla sin efecto, respecto de todas o alguna de las causales de interrupción del embarazo señaladas en el artículo 119 del Código Sanitario.

Con todo si la mujer requiere atención inmediata e impostergable,  quien haya manifestado la objeción de conciencia no podrá excusarse de realizar la interrupción del embarazo.

3. Del proceso de derivación o reasignación:

Si el establecimiento de salud que no ha manifestado objeción de conciencia institucional no cuenta con personal disponible para realizar la interrupción voluntaria del embarazo, dicha circunstancia no lo libera de su obligación de asegurar a la mujer la prestación de interrupción voluntaria del embarazo, en cualquiera de las tres causales señaladas en el artículo 119 del Código Sanitario.

En caso que un médico cirujano o un integrante del equipo de salud sea requerido para realizar o intervenir en una interrupción voluntaria del embarazo, y sea objetor, deberá dar aviso de inmediato de la situación, tanto a la paciente como al director del establecimiento, el que tendrá la obligación de reasignar de inmediato a la paciente a otro médico cirujano o integrante del equipo de salud, con las calificaciones necesarias para otorgar la prestación.

Si el establecimiento de salud no cuenta con personal que otorgue la prestación de interrupción del embarazo solicitada, deberá derivar a la paciente a otro establecimiento de salud que esté en condiciones de otorgar dicha prestación.

El establecimiento de salud deberá establecer un procedimiento específico para la oportuna y expedita derivación de las mujeres que solicitan interrupción voluntaria del embarazo, para el caso que no cuente con facultativos que puedan entregar la prestación o en el caso que haya manifestado su objeción de conciencia institucional.

4. Sanciones

Las infracciones al presente reglamento serán sancionadas  con arreglo a los procedimientos previstos en el Libro Décimo del Código Sanitario y en la ley Nº 20.584, según corresponda, sin perjuicio de las demás responsabilidades que pudieren proceder.

5. Vigencia

El presente reglamento comenzará a regir quince días después de supublicación en el Diario Oficial.

Consulte texto completo del reglamento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s