Adultos mayores estarán primeros en la fila de atención de salud

Luego de ser aprobadas en general y particular por los integrantes de la Comisión de Salud, tres propuestas se encuentran en condiciones de ser estudiadas por la Sala. Se trata de aquella que crea el derecho a la atención preferente al adulto mayor; la que propicia la entrega de alimentos saludables por parte de la Junaeb; y la que aborda los desperdicios de alimentos.

La primera fue respaldada por los legisladores haciendo un pequeño cambio: se estableció el concepto de adulto mayor desde los 60 años indistintamente se trate de hombres o mujeres. Originalmente se establecía esa condición desde los 60 años para las mujeres y 65 para los hombres.

La norma sustancialmente establece que todo adulto mayor o persona en situación de discapacidad tendrá derecho a ser atendido preferente y oportunamente en cualquier prestador de salud público o privado.

En el caso de las consultas médicas (generales o de especialistas), la norma facilitará la obtención del número para la solicitud de la hora de atención, la obtención del día y hora, y que llegada la fecha de la prestación, el paciente sea atendido a la brevedad de acuerdo a la cita entregada.

En cuanto a la solicitud de medicamentos, la atención preferente a este segmento, les permitirá agilizar la obtención de la receta médica, de la misma manera respecto del número de retiro de remedios en la farmacia, y la entrega final de éstos, el día de la citación, a la brevedad.

Cuando se trate de procedimientos más complejos o toma de exámenes, también se priorizará a los adultos mayores y personas en situación de discapacidad, gestionando con rapidez la obtención del número para solicitar la cita de la atención, la obtención de la hora, y la asignación preferente el día en que la prestación se materialice.

Durante el debate los congresistas dejaron en evidencia la necesidad de mejorar la gestión hospitalaria considerando los largos tiempos de espera que tienen los pacientes a la hora de ser atendidos por un médico o cuando deben someterse a exámenes o procedimientos.

Respecto a la atención de adultos mayores, representantes del Ministerio de Salud (Minsal) reconocieron que 9 de cada 10 pacientes pertenecen este grupo etario. A su vez, los congresistas analizaron los problemas del funcionamiento de las farmacias al interior de hospitales y el laboratorio de toma de muestras, principalmente de sangre y orina.

En ese tenor surgió la discusión sobre las competencias que deben tener los técnicos paramédicos, la necesidad de contar con personal idóneo y las alternativas de funcionamiento. Por ejemplo, se propuso que el Minsal firme convenio con farmacias privadas para que los pacientes reciban en estos recintos sus medicamentos en forma gratuita, y luego la secretaría de Estado reembolse los gastos; o que la entrega de fármacos se realice bajo la modalidad de delivery a domicilio.

Ver boletín Nº 12156.

Fuente: Senado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s