Corte de Apelaciones confirma fallo que condenó a empresa por incumplimiento de contrato de compraventa online

La Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la sentencia impugnada que condenó a empresa de envíos online a pagar una indemnización de $3.000.000 (tres millones de pesos) por incumplimiento de contrato de compraventa de equipos de computación.

El fallo de primera instancia sostiene que los actores alegan la existencia de un contrato de compraventa celebrado de manera electrónica, a través de la página web de la empresa demandada. En este sentido, el derecho moderno de la contratación, reconoce como válidos este tipo de actos jurídicos atendida la evolución actual de los negocios y la ciencia de la tecnología.

Agrega que este tipo de actos jurídicos, siguen cimentándose sobre el consentimiento de las partes contratantes, el cual, pese a que el Código Civil no entrega reglas al respecto, se entiende perfeccionado con la aceptación de la oferta puesta a disposición en la página web correspondiente, la cual usualmente se manifiesta a través de un “click” del comprador en el ícono comprar. Así, los efectos de dicha convención corresponden a aquellos previstos por el legislador en el artículo 1793 del Código Civil, y que dicen relación con el pago del precio, por parte del comprador, y la entrega de las especies por parte del vendedor.

Añade la sentencia que formado este consentimiento, el contrato no solo nace y engendra las obligaciones mencionadas anteriormente, sino que se vuelve una ley para las partes contratantes y no puede ser dejado sin efecto sino por el consentimiento mutuo de éstas, o por causas legales, todo ello conforme lo dispone el artículo 1545 del Código Civil.

Luego, recayendo sobre la demandada la carga de probar el cumplimiento de la obligación de transferir el dominio que engendra el contrato de compraventa de los bienes señalados en el considerando anterior, y no habiendo rendido prueba en orden a acreditar dicho presupuesto legal, resulta forzoso tener por incumplidos los contratos de compraventa celebrados por las partes, incumplimiento que además se presume culpable de acuerdo a la regla del inciso tercero del artículo 1547 del Código Civil.

Concluye que si bien a esta sentenciadora llama la atención el hecho que el precio pagado por los actores se encuentre muy por debajo del comercial, cabe señalar que en el caso de la compraventa de este tipo de bienes no se aplica la institución de la lesión enorme, unido al hecho que la parte demandada no se excepcionó ni argumento en este sentido por encontrarse rebelde, de manera que esta sentenciadora debe ceñirse a los hechos asentados anteriormente y que, como se dijo, debe reconocer la validez de las referidas convenciones de conformidad a lo dispuesto en el artículo 1545 del Código Civil.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s