Corte de Apelaciones acoge recurso de protección y ordena cesar acoso por cobro de deuda

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de protección presentado en contra de empresa administradora de tarjetas de crédito, tras establecer el actuar arbitrario de la recurrida, por acoso ejercido en la cobranza de deuda de cliente con multitienda.

El fallo señala que en la causa se agregan 4 mails enviados por la empresa los meses de diciembre de 2017, enero, febrero y agosto de 2018. En ellos se inserta la siguiente cláusula: ‘Por esta morosidad, su deuda será enviada a cobranza judicial para ser requerido de pago, a través de los tribunales de justicia, con el objeto de obtener así, el reintegro de los montos debidos, pudiendo requerir la traba del embargo y retiro de bienes suficientes que cubran el total del crédito, costas y honorario. Asimismo, comunicamos a usted que sin perjuicio de lo anterior, su deuda ha sido informada para ser publicada en el boletín comercial.

Esto da por concurrente que la empresa recurrida, al consignar este acápite en sus comunicaciones, transgrede lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley de Protección de los Derechos del Consumidor. Se evidencia así la ilegalidad en la manera que la empresa ha utilizado para exigir el pago de su crédito a la señora B. En efecto, no habiéndose iniciado la ejecución civil formal en su contra, se le amenaza con hacerlo y no solo eso, sino que además se le intimida con la posibilidad de incluirla en el Boletín Comercial de la Cámara de Comercio.

Agrega la sentencia que de acuerdo con lo razonado, el apartado intimidatorio agregado a las cartas de cobranza que expide la empresa en contra de la recurrente constituye una acción ilegal, y con ella se entiende vulnerado el derecho a la integridad síquica de la señora. Por cuanto, dichas amenazas han sido no solo contrarias a norma expresa, sino que además pertinaces y reiteradas. Esto ha ocasionado que la recurrente, como ha referido, se sienta afectada sicológicamente.

Por tanto, se ordena a la empresa a hacer cesar de inmediato, y abstenerse en lo sucesivo, del envío de correos electrónicos o misivas que contengan amenazas de ejecutar actos judiciales tendientes al cobro de las obligaciones adeudadas por la recurrente, o su inclusión en los registros del Boletín Comercial de la Cámara de Comercio. Sin perjuicio de su derecho de perseguir la solución de su acreencia por la vía que la legislación vigente contempla.

Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s