Primer Juzgado Civil de Santiago acoge demanda de compañía de seguros contra empresa

El Primer Juzgado Civil de Santiago acogió una demanda presentada por una compañía de seguros en contra de una empresa constructora por los daños provocados  por una grúa horquilla en un muro medianero aledaño a la compañía.
El fallo señala que, de las probanzas rendidas por la actora, esto es, documental, testimonial, y particularmente la confesional, ponderadas conforme las normas pertinentes, ha quedado debidamente acreditado en el proceso que el día 10 de noviembre de 2016, en circunstancias que un operario dependiente de la demandada ESPAC., en dependencias de ésta, efectuó una incorrecta operación al manipular una grúa horquilla, ocasionando que la “pila” o “ruma” de andamios que se encontraba manipulando con la maquinaria referida, se desplomara y cayera sobre el muro medianero que separaba a dicha empresa de la propiedad de Distribuidora y Comercializadora S., así como también, sobre la máquina Perforadora de Túneles, marca Atlas Copco, modelo Boomer 282, Serie NAN 110018, año 2011, lo que provocó daños en esta última y que el liquidador de seguros determinó correspondía una indemnización de UF 3.635,88; suma que fue pagada por la actora a la asegurada.
Agrega que en cuanto a la responsabilidad civil indemnizatoria de la demandada, cabe tener especialmente presente lo expuesto por su representante legal al absolver posiciones, en cuanto reconoció la efectividad del hecho que produjo el daño, del agente que lo cometió (operador de grúa horquilla de dependiente de ESPAC), y de los efectos de tal acto, esto es, los perjuicios producidos, indemnizados por la actora a la asegurada, en razón de la subrogación legal; y finalmente, por haber reconocido que su parte no respondió civilmente por el siniestro ni tampoco pagó indemnización alguna a S., ni a B. Seguros Generales.
Además se considera que conforme a lo dispuesto en el artículo 1713 del Código Civil, y teniendo presente que quien ha prestado confesión es el representante legal de la demandada, constituye plena prueba en su contra; a la que cabe adicionar la documental aparejada y la testimonial rendida, probanzas todas que no hacen sino corroborar los hechos que permiten determinar la responsabilidad indemnizatoria que recae sobre la demandada; circunstancias todas las cuales conducen, indubitadamente, a acoger la acción intentada, condenándose a la demandada al pago de UF 3.635,88, en su valor equivalente en moneda de curso legal, al día efectivo de pago, más intereses corrientes para operaciones reajustables, devengados desde el día de la notificación de la presente sentencia, y hasta el día del pago total y efectivo.
Fuente: PJUD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s